El parto es el último paso de todo el embarazo, es el final, es el momento en que conocemos, por fin, a nuestro bebé. Para saber que estamos de parto, lo principal es saber en qué consisten las contracciones,  es decir, las contracciones del músculo uterino, que al ser fibra muscular lisa, su contracción es involuntaria cuandov amos a ponernos de parto. La embarazada describe las contracciones como un dolor que se inicia en la parte alta de la barriga o a nivel lumbar y que se irradia hacia la zona de hipogastrio, acompañado de un endurecimiento del útero, que dura unos 40 segundos aproximados con una fase de aumento y otra de descenso; y que entre ellas, el útero permanece relajado y sin dolor.

Existen dos tipos de contracciones. Las contracciones de Braxton-Hicks y las contracciones de pre-parto y parto.

  • Las contracciones de Braxton-Hicks: pequeñas contracciones del útero, de baja intensidad y frecuencia que suelen aparecer a partir de las 20 semanas. Suelen durar unos 30 segundos y desaparecen al cambiar de postura. Por ello, se recomienda reposo absoluto.
  • Las contracciones  Prodómicas: son aquellas que preceden al inicio del parto y que van preparando al cuello cervical para el momento del parto. Durante esta fase es frecuente la expulsión del tapón mucoso (mucosidad espesa blanquecina acompañada de hilitos de sangre oscura). El tapón mucoso es un acúmulo de moco que protege la entrada del útero durante el embarazo y que se desprende al iniciarse la dilatación.

Cuando estamos de parto tenemos contracciones, 2 cada 10 minutos aproximádamente. Estas contracciones, a diferencia de las anteriores, no desaparecen con reposo. La exploración pondrá en evidencia una disminución de la longitud del cuello de la matriz por lo menos la mitad de lo normal, y con una dilatación o apertura del cuello de 2 cm.

Si aparece un endurecimiento del útero de forma brusca, muy dolorosa y persistente, acompañada de sangrado, debes acudir rápidamente al médico ya que podría ser un desprendimiento precoz de placenta. No es frecuente pero puede pasar, por lo que deberás acudir al Hospital.

 

 

Imagen: club de las embarazadas

Dejar una respuesta