A la guardería podemos llevar a nuestro hijo, una vez que nos incorporamos al trabajo y ya que nuestro hijo es tan pequeño, queremos que esté bien cuidado, como si estuviera en su propia casa. Puede ser interesante conocer los signos que confirmen que la guardería que elegimos para nuestro hijo es la adecuada. En bebes y embarazos te ayudamos a que compruebes si es la mejor para tu bebé:

  • Los niños están jugando con los materiales o juguetes o compartiendo espacio. Debemos ver que la guardería es activa y tiene multitud de actividades para entretener a nuestros niños.
  • No sólo hay que ver que los niños juegan, sino ver también que tienen posibilidad de jugar a cosas diversas. Con esto me refiero a ver que hay material suficiente como bloques de construcción, libros y cuentos, pinturas y material para hacer manualidades, etc.
  • No a todos los niños les apetece hacer lo mismo al mismo tiempo y por eso deben tener libertad para hacer lo que más les motive.
  •  Lo ideal es ver que las educadoras pasan tiempo con los niños de manera individual y que también pasan tiempo con pequeños grupos.
  • Una de las mejores maneras de ver que una escuela infantil es dinámica y que en ella los niños participan creando cosas es observar la clase de los niños. Por ello, si vemos una habitación llena de dibujos y manualidades realizadas por nuestros niños, será muy agradable porque nos daremos cuenta que ellos se sienten como en casa.
  • Los niños tienen que jugar, tienen que conocer todo lo que les rodea como las plantas, animales, trabajando en proyectos, etc. De este modo, de una manera divertida para ellos aprenderán letras, números, colores y palabras y disfrutarán del día a día.
  • El mejor indicativo de que una guardería es buena es ver que los niños van contentos.

 

Dejar una respuesta