Buenos días a todos.. hoy os dejo este pequeño artículo donde encontraréis algunos consejos para ser madre y no dejar de lado la salud.

Especialmente dirigido para esas madres estresadas, madres primerizas, madres que no tienen mucha experiencia o están solas ante esta situación.. y a esos padres que han de implicarse tanto como puedan, para ayudar a la pareja.

Ser madre y padre, no es fácil.. todos lo sabemos.. pero siempre viene bien alguna información para aprender un poco a relajarnos y tomar tiempo para nosotros mismos.

mujer embarazada

Es muy importante, entre muchas cosas, cuidar la alimentación que llevamos. Recuerda que ser madre no es fácil y para ello has de estar bien alimentada, tener buena salud.

Para ello intenta consumir, al menos, cinco porciones de verduras y frutas. Estas aportan todos los nutrientes que necesitamos para el día a día.. además contienen mucha fibra, no tienen grasas y tienen vitaminas, agua y minerales.

Cuando vayas a cocinar, una buena forma de tener la alimentación más sana es recurrir a comida hecha a la plancha o al horno. Procura tomar aceite de oliva, antes que otros.

Tu alimentación es básica para estar fuerte y sana, así cuidarás mejor de tu hijo. Es importante que bebas agua y que no te saltes las comidas y menos el desayuno!

Además de la dieta, es importante mantener el vínculo con las amistades que teníamos.. es posible que no podamos seguir el ritmo, dependiendo en el mes  que nos encontremos.

Pero si es posible llamarlas y tener cierto contacto con ellas.. así les contamos como va el parte y además hablamos de otras cuestiones para olvidar posibles molestias, dolores y monotonías.

La actividad física es  importante, hay ejercicios muy prácticos para embarazadas.. no hace falta que llegues al borde de tus fuerzas, pero si mantener un poco la actividad.

Por ejemplo puedes dar paseos, caminar cerca de casa o dar largas caminatas.. Dependiendo en el mes que te encuentres.. puedes pasear incluso 30 minuto seguidos, al menos tres veces en una semana.

El estrés, la vida diaria y dormir poco hará que estemos más enfadadas.. tengamos menos paciencia y estemos más irritables.

De esta forma hemos de lograr dormir más, ya sea echando siestas cuando tu bebé duerma. Es una buena manera.

Reposa en cuento puedas, si te ves muy cansada y necesitas desestresarte. Haz algo que te guste, como leer o pasear.

Foto: babymed

Dejar una respuesta