Preparación al parto

El uso de la epidural es común en los hospitales, pero hay muchas mujeres que deciden enfrentarse a los dolores del parto con otras armas. A veces es por miedo a los efectos secundarios de la anestesia y, la mayoría de ellas, porque deciden vivir su parto de forma natural. La epidural es la introducción de anestésico local en el espacio epidural, bloqueando así, las terminaciones nerviosas en su salida de la médula espinal. Por lo tanto su distribución será metamérica, es decir, se anestesiará la zona del cuerpo que corresponde a los nervios que han sido alcanzados por el anestésico local inyectado.

Ahora, además, existen otros métodos que poder utilizar en el parto. Por fin en España se empiezan a vender pastillas contra el dolor del parto, bajo el nombre comercial “pastillas CDP”. Tras tantos años de espera finalmente han pasado los filtros de ensayos y pruebas de laboratorios, incluido un amplio estudio a más de 16.000 mujeres de varios países. Y lo mejor de todo es que podemos decir que no tienen efectos secundarios. Esta pastilla es un compuesto de distintos ingredientes que promueve la salud y el bienestar de la mamá y el bebé. Además, es eficaz para reducir el dolor, la incertidumbre y el miedo. También es útil para el alivio de otras dolencias, como la falta de autoestima, sobrecarga de trabajo, miedo a lo desconocido, estados de ansiedad… Está indicado para utilizar en mujeres embarazadas o parto; muy recomendable para el puerperio y crianza de los hijos.

Si quieres más información sobre este nuevo método que declara ser muy útil para evitar los dolores en el parto, sólo tienes que ir a tu farmacia para que tu farmacéutico te informe. También puede hacerlo el médico.

Dejar una respuesta