Terminar los estudios, encontrar un trabajo estable o comprarse una casa, son algunos de los momentos más destacados. Sin embargo, no hay momento más dulce en la vida que tener a tus hijos en tus brazos. Tras 9 meses de embarazo, llega el momento en que conoces personalmente a tu bebé y con ello, comienzan las responsabilidades. Evitar que se caiga, educarle adecuadamente y que adquiera hábitos saludables son ejemplos de ello. Sin embargo, la piel de tu bebé también es una de las responsabilidades que debes tener en cuenta y gracias a https://www.dosfarma.com/634-nutracel-pomada-50-g.html podrás asegurarte de que esté siempre en perfectas condiciones. Además de ello, es recomendable que conozcas una serie de hábitos para que la piel de tu bebé luzca siempre sana y bonita. En este artículo desgranamos cuáles son para que puedas aplicarlos y así, comprobarás cómo crece sano y feliz.

Los 5 hábitos que garantizarán una piel perfecta en tu bebé

Los pediatras y dermatólogos los tienen claro: la piel de los más pequeños de la casa es más delgada y por ello, más delicada que la de los adultos. Precisamente por ello, es más propensa a resecarse o a tener rojeces, por lo que es aconsejable tener en cuenta una serie de cuidados dentro de su primer año de vida. Esta serie de medidas, es recomendable que se extiendan al resto de los años para que su piel no tenga problemas. Nunca esta de más conocer todo lo que tu bebé necesita para crecer sano y feliz y en este artículo, nos centraremos en su piel, que actúa como una barrera contra alergias y agentes externos.

El primer hábito que debes seguir, guarda relación con los jabones que usas en el momento del baño. Deberán tener un pH de 5.5, puesto que es el indicado para que su piel no se resienta. Por otro lado, jamás frotes fuerte su piel por el hecho de ser más delicada. Opta por un lavado diario con las manos, como si estuvieses regando su piel, frotando con delicadeza y con la temperatura del agua tibia.

Por otra parte, no te olvides de que la hidratación en los más pequeños es de gran importancia. Aplícale crema una vez ha terminado el baño, pero asegúrate de que su piel está completamente seca suavemente. Recuerda que los bebés son muy delicados, por lo que bastará por ligeros toques para secarle. No dudes en ponerle crema tanto en la cara como en el cuerpo, las manos y los pies y frótala suavemente para que penetre. Masajeando la crema no solo cuidarás su piel, sino que potenciarás el vínculo afectivo que os une, ya que te verá, te sonreirá y te escuchará.

Por último, ten especial cuidado en la zona de la piel que está en contacto con el pañal. Cada vez que haya que cambiarlo, debes hacerlo rápidamente no solo por higiene, sino para evitar que aparezca humedad en la zona. Siguiendo estos consejos, observarás cómo tu bebé crecerá sano, feliz y sobre todo, limpio.

Dejar una respuesta