Hoy venimos a hablaros de un estudio que os sorprenderá y alegrará. En Polonia, un grupo de científicos de la Universidad tecnológica de Lodz trabaja en la confección de ropa específicamente diseñada para reducir los riesgos en los bebés prematuros. Un bebé prematuro que no ha completado las 37 semanas de gestación tiene muchas posibilidades de morir. En las primeras semanas los bebés no tienen ni la piel, ni el sistema termorregulador maduro, por ello, el contacto con una ropa no apropiada puede resultar peligroso.

chupete-physio-bebe

Durante el embarazo, el feto se desarrolla y crece, sobre todo, en los últimos meses y semanas. Debido a su nacimiento anticipado, los prematuros pesan mucho menos que los bebés que cumplieron su gestación hasta el plazo normal. Pueden tener problemas de salud ya que sus órganos no han tenido el tiempo suficiente para desarrollarse. Un niño que ha nacido prematuro tiene más posibilidades de sobrevivir si utiliza esta  ‘ropa inteligente” fabricada con dos capas: una tela convencional y una membrana sensible que ayuda a detener la sudoración excesiva.

“Este “tejido inteligente” protege al niño y debería ser de gran ayuda en los cuidado del bebé. Primero porque retiene la humedad del cuerpo, especialmente en las primeras horas después del nacimiento del bebé, cuando aún no ha sido puesto en la incubadora. Al nacer, el bebé tiene que ser examinado y luego se le pone en la incubadora. Ese es un momento clave en el que ha de frenarse el exceso de sudoración.” afirma Ewa Skryetuska, una de las investigadoras polacas de este gran proyecto.

Dejar una respuesta