Buenos días amigos! Hoy hablamos sobre algunos pequeños consejos que ayudarán a calmar el llanto de nuestro bebé, sin que nos lo provoque él a nosotros.

Al principio los bebés lloran y lloran y lloran, pero todo tiene una explicación. A veces podemos realizar todo lo que su pequeño cuerpo demanda como alimento, estar limpio y seco… pero sigue llorando.

Si eres madre primeriza tendemos a pensar que quizás nos viene un poco grande, pero solo hemos de entender a nuestro hijo y tomar algunos consejos o tips para no desesperar en el intento.

Si tu hijo llora y no puedes calmarlo, no te angusties. Debes descartar lo más común como que tengas que cambiarle el pañal o bien necesite comer o que tenga sed. Puede ser que esté echando los dientes o bien que se encuentre malito.

Una vez descartado todo esto, piensa que el llanto es la forma de comunicarse de los bebés cuando necesitan algo o están malos, incluso puede ser de cansados.. y que no sepan como dormirse.

Un buen consejo es cogerlos en brazos, el contacto físico es importante y suele remediar esto. Cantarle suavemente, mientras se mecido puede ser una solución.

Ten en cuenta que a veces los niños pueden ser muy listos y el saber que en cuanto lloren sus padres están al lado, puede ser un indicativo de simplemente una rabieta porque se le haya cambiado de cuarto y no quieran dormir solos en sus cunas.

A veces el llanto no tienen ninguna excusa aparente, en estos casos ponles el chupete, cántales una nana, permanece a su lado o prueba a ver si es una simple rabieta.

Además la música tranquila o un buen paseo puede ayudarles a dormir mejor. Si el llanto no cesa consulta a su pediatra.

No ayuda que nos pongamos nerviosos, esto hará que el bebé quizás llore aún más. Intenta mantener la calma.

Dejar una respuesta