Si tu hijo se muerde continuamente las uñas, hoy os dejo algunos consejos para tratar de evitar y parar esta repetida acción. NO dejes que tu hijo siga con esta forma de expresar los nervios, pues puede convertirse en una adicción. Si ya tiene esta adicción, dejo algunos consejos para que vayan dejándolo.

Si tu bebé se muerde las uñas puede ser por nervios o una forma de desestresarse… esto puede transformarse en una adicción. A la larga esto va a suponer un problema como la malformación de dedos, uñas e incluso afecta sobre el crecimiento.

Determinar la causa por la que tiene este hábito, es un gran consejo para erradicar la propia adicción. Recuerda que las uñas de tus hijos se arrastran por todas partes, lo tocan todo, el suelo, los juguetes, las mascotas… por lo que luego llevarse estas uñas, y morderlas de forma crónica en la boca no es nada beneficioso. Las bacterias acechan y pueden dañar la salud de tu hijo.

niño mordiendose las uñas

Si te das cuenta que es por estrés o porque se aburre, intenta cambiar sus costumbres. Juega con tu hijo, apúntalo a algo que le guste, realiza actividades al aire libre. Incluso puedes probar a ocupar sus manos con otra cosa, intenta decirle que coja por ejemplo un peluche o su muñeco favorito, cada vez que se vaya a morder las uñas.

Una gran idea, aunque no siempre funciona, son aquellos  productos que puedes encontrar en las farmacias los cuales puedes untarlos en las uñas, para que el sabor desagradable les haga no morderse las uñas. También puedes recurrir a esmaltes que tengas en casa, su desagradable sabor debería evitar que se coman las uñas.

Pregunta a su pediatra o en la farmacia por productos adecuados para este tema. Hay algunos que pueden verle muy bien a tu hijo para que deje este hábito que a la larga le hará mal. Si tu tienes la misma costumbre, intenta dejar de hacerlo… recuerda que los niños imitan todo lo que ven.

foto: passivelifeincome

Dejar una respuesta