Buenos días amigos, hoy les dejo con algunos consejos prácticos para los niños y nuestra vida didaria en común.

En el artículo anterior hablamos de que hoy seguiríamos un poco con algunas de estas estupendas sugerencias, las cuales ayudarán a mejorar la convivencia.

No es fácil ser padres, por ello es bueno estar siempre informados y saber de las experiencias de otras personas en tu misma situación.

niño

Algo importante, a tener en cuenta cuando cuidamos de nuestros hijos, es no tener miedo a corregirles.

Un padre debe añadir autoridad en su hogar, con ello no me refiero a gritos, insultos ni mucho menos peleas.. sino mantener ciertas normas en casa y nunca interferir en el castigo o lo que diga el otro cónyuge.

Desautorizar a la pareja, en cuanto a ciertos castigos impuestos por el otro, hacia el menor.. lo único que hará es que el pequeño no acabe respetando al mismo.

Si ves que tu hijo hace algo que no está bien, que es incorrecto o puede ser dañino para el mismo o para otros.. hemos de corregirle.

Puede ser explicando el por qué no se hace eso, pero si el pequeño insiste es bueno castigarles o reprenderles algunas veces.

Puede ser con una voz firme, esto implantará autoridad y no será necesario castigarlo más allá.

Una mirada directa y una voz firme, puede hacer mucho más de lo que pensamos. Los gritos, en la mayoría de las ocasiones, no son lo más adecuado.

Intenta abrir los ojos cada día, con una sonrisa en la boca. Tu hijo te lo agradecerá y el lazo con vosotros se hará mucho más fuerte.

Para favorecer esta relación da abrazos al pequeño, algunas caricias, dale un beso.. crea un ambiente afectuoso en casa.

Entre las normas y demás, es bueno establecer horarios y rutinas en casa. Cuando tenemos hijos, hacedme caso que es lo mejor.

Intenta organizar tu hogar, pues sino puede convertirse en un auténtico caos.. sobretodo cuando tenemos más de un niño.

Establece una hora para las comidas, una hora para el baño, un horario para dormir.. esto dependerá de los años que tenga tu hijo y si van o no al colegio.

Pon un horario para que jueguen, hagas sus deberes, que recojan sus juguetes.. etc.. esto evitará que todo se convierta en un caos.

Por último es bueno que tus hijos tengan un lugar a parte, para jugar y otro para estudiar. Tu puedes pasarte de vez en cuando y ayudarle con los deberes..

Pero tenerlos a parte vendrá muy bien para dos cosas.. una para que tus hijos comiencen a ser más autónomos y a depender menos de vosotros, los padres.

Y la segunda cosa es el tener más tiempo para la pareja, dos son mejor que uno y si tienes la suerte de estar en pareja aprovecha el tiempo y hablad de vuestras cosas mientras tus hijos están tranquilos haciendo los deberes o jugando.

Por último participar en los juegos de tus hijos, no a todas horas.. pero si estableces un horario puedes jugar con ellos para que te sientan más cerca y se diviertan con sus padres.

Foto: investopedia

Dejar una respuesta