Las náuseas durante el embarazo, es algo muy común. Muchas veces van acompañadas de vómitos y arcadas. Estos primeros cambios, durante el embarazo, son físicos y hormonales. Estos síntomas se suelen padecer, normalmente, durante el primer trimestre de embarazo y pueden convertirse en una gran molestia.

nauseas

Durante el embarazo, sobretodo si sufres náuseas y vómitos, es bueno mantenernos hidratadas y comer bien. Aunque más tarde vomitemos lo que hemos comido, es bueno comer. Ademas, vigilar las náuseas, es un buen método para saber si debemos preocuparnos o no. Si estos síntomas son moderados o intermitentes, no tienen porqué afectar a la salud del feto.

Por otro lado si vemos que no aumentamos mucho de peso, durante el primer trimestre de embarazo, no tenemos por qué preocuparnos. Aunque es bueno que vayas a tu médico, para descartar otras cosas, lo importante es que te mantengas bien hidratada y alimentada.

Siguiendo este hilo, es importante no caer en comidas copiosas. Evita el exceso de grasas y reduce tus platos. Come de forma frecuente, pero poca cantidad. Esto es estupendo para controlar las náuseas. Es muy importante que, después de comer, te tumbes un rato o te sientes. No comiences ninguna actividad, ya que ésta podría dar paso a las náuseas y vómitos.

Vigilar lo que comes, también es una gran idea para evitar las náuseas. Procura reducir las salsas y las especias que tanto te gusten. A veces, durante este periodo sucede que algunos olores y aromas pueden molestarnos e incluso hacernos vomitar. Intenta evitar estos olores.

Por último, como he comentado anteriormente, bebe bastante agua para hidratarte. Además procura llevar una dieta sana y equilibrada, además reduce las grasas. Seguramente, siguiendo alguno de estos consejos, evitarás o reducirás las náuseas y vómitos. ¿Estáis preocupadas por estos síntomas? ¿Has seguido alguno de estos consejos?

Fuente: conceiveeasy

Dejar una respuesta