Para la mayoría de las parejas, la llegada de un bebé a su hogar significa la necesidad de tener que hacer grandes cambios para adaptarlas a las necesidades del pequeño. Evitar accidentes o hacer que su vida sea algo más cómoda, es lo que se busca con estos cambios. Ahora bien, ¿qué cambios son recomendables realizar? Houzz ha publicado una serie de consejos que pueden ser de gran ayuda para todas aquellas personas que tienen en mente realizar estos cambios. Veamos  cuales son estos consejos.

Abrir la cocina

Esta parte de la casa es uno de los espacios que más se renueva, solo por detrás del cuarto de baño. El cambio principal que se suele realizar, es cambiar su diseño para abrir la cocina al salón, lo que favorece la práctica del cuidado de los hijos pequeños, ya que puedes estar cocinando tranquilamente mientras el bebé descansa.

Ampliar la zona de almacenamiento

Un nuevo miembro en la familia supone la necesidad de más espacio donde guardar todo lo que se necesitará: ropa, accesorios para su cuidado, juguetes… Merece realizar una reforma  para ampliar el espacio de almacenamiento existente o para crear nuevas zonas donde organizar todas esas cosas.

Aquí es importante saber aprovechar al máximo los espacios muertos, por ejemplo, integrar los cajones en los huecos que quedan debajo de los muebles de cocina o bien construir un altillo en caso de que los techos sean elevados.

Muebles y materiales adecuados

Si tienes niños en casa y vas a comprar un sofá, elige una tapicería sufrida. Los profesionales en Houzz recomiendan algunos tejidos como las chenillas semilisas porque dan buen resultado o, si tienes la opción, tapizar el sofá con una tela con tratamiento antimanchas o lavable. Esto te permitirá deshacerte de una marca de manos sucias o rayajos de lápices de colores con un simple paño húmedo. En el dormitorio, apuesta por mobiliario de diseño versátil y funcional, que se adapte a las diferentes etapas de desarrollo de tu hijo y que fomente su autonomía y creatividad.

También te puede interesar:
Guirnalda infantil para Halloween

Colores suaves para la decoración de la habitación

Los colores suaves son muy favorables para la habitación de un bebé. Utilizar tonos claros como rosa, beige, gris o azul te ayudará a crear un ambiente agradable y acogedor. Para evitar situaciones de estrés, consulta con un decorador o interiorista de tu zona para que te ayude, no solo a elegir los colores más adecuados, sino también te aconseje sobre el mobiliario que mejor se adapte a tu gusto y a las necesidades de tu bebé.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here