Consejos para ahorrar cuando tienes un bebé

Tener un bebé supone un gran esfuerzo para las familias. No solo tienes que encargarte de su cuidado, sino también de comprar todo aquello que necesita y que no es poco. Para gastar lo mínimo posible, es interesante conocer ciertas prácticas que nos ayudarán a conseguirlo durante sus primeros meses y a partir del medio año, que es cuando se producen mayor número de cambios.

Primeros meses

Una de las principales preocupaciones de los padres es la comida. Tanto en el caso de la lactancia como aquellas que optan por biberones de leche de fórmula, se les recomienda ajustar las cantidades. Con esto lo que se busca es evitar recalentar o tirar grandes cantidades. En el caso de los biberones de fórmula, es aconsejable hervir el agua para esterilizarla en vez de comprar botellas de agua que salen más caras.

En cuanto a los pañales o las toallitas es mejor comprarlos al por mayor y de manera online, ya que hay muchas webs que ofrecen precios especiales y descuentos. Suele ser muy común comprar suero fisiológico. Sin embargo, es recomendable comprar un bote de suero y jeringas en vez de mono dosis.

Si nos centramos en la ropa, no es necesario comprar mucha ya que los familiares y los allegados suelen regalar, y al final termina quedándose nueva. Sí que no puede faltar el uso del bodie, ya que muchas veces puede servirles de camiseta.

También, durante estos meses la madre se tiene que cuidar. Es aconsejable que esta se compre aceite de coco o rosa mosqueta en lugar de cremas de cosmética que son mucho más caras. También, si disponen de sacaleches eléctrico, es mejor comprar pilas recargables si se quiere utilizar sin estar conectado a la red eléctrica.

Desde el medio año

Aunque el bebé vaya creciendo, la comida sigue siendo uno de los aspectos que más dudas generan en las madres. Relacionado con las comidas, el babero es algo muy importante. Se recomienda comprarlo de plástico ya que es fácil de limpiar. Con un par de ellos es suficiente.

En cuanto a las comidas, la mejor manera para poder ahorrar y encima mantener más sano al bebé es preparar purés caseros que se puedan congelar. Lo mismo ocurre con los potitos de frutas. Cuando se quiere preparar leche con cereales lo aconsejable es comprar avena, ya que es más sana, contiene 0 azúcares y es más económica.

También es necesario pararse a pensar cómo se puede ahorrar a la hora de comprarle ropa. Lo mejor es optar por prendas de unos meses más para que le dure más tiempo.

Otro aspecto a destacar son los juguetes. Es mejor comprar pocos y que cada uno cumpla con una función: con sonidos, diferentes texturas, que le enseñan a gatear, etc.

Durante estos primeros momentos de vida del bebé es probable que se realice algún viaje. Por ello, también es necesario conocer los consejos que se pueden poner en práctica en esos momentos.

Es recomendable llevar algún peluche con el que el bebé esté muy familiarizado. Además, llevar un botiquín preparado por si se constipa.

Si el viaje requiere coger un avión lo ideal es llevar en botes pequeños todo lo que sea necesario, incluso, el detergente para ropa de bebé. Si la estancia es corta es preferible llevar los pañales, pero si el viaje dura bastante tiempo es mejor comprarlos en el lugar de destino, ya que estos no dejaran casi espacio en la maleta. Además, es destacable que en los aeropuertos dejan pasar el agua en termos o los potitos. A la hora de subir al avión se tiene embarque prioritario.

Otra opción para ahorrar, es hacer uso de la aplicación Yodonpay, una herramienta donde tener infinidad de tarjetas de fidelización agregadas, pudiendo acceder a miles de descuentos y promociones.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here