Si eres madre primeriza, aquí dejo algunos consejos para amamantar. Recuerda la importancia de saber si nuestro hijo está succionando bien o, por el contrario, hay problemas al coger el pecho o bien no succiona con la fuerza necesaria. Recuerda que el pequeño debe aprender a enganchar bien el pecho, de esta forma obtendrán la leche sin problemas.

consejos para amamantar al bebe

Dentro de los consejos para amamantar al bebé, es importante ayudarle. Para ello coloca la boca en una correcta posición. Si el bebé no engancha bien, procura guiarle con mimos. Vigila que abra la boca y sujeta el pecho, de esta forma el bebé deberá rodear la areola. Tu hijo deberá succionar con más fuerza, al comienzo puede costarle pero después comprobarás que la leche sale y que tu hijo se está alimentando correctamente. Si te duele al principio, puede que tu hijo no esté agarrando el pecho correctamente.

CONSEJOS PARA AMAMANTAR

Rodea al bebé, con uno de tus brazos, y ubica al pequeño de forma paralela a tu cuerpo. De esta forma estarás colocando en buena posición al niño y, además, la leche saldrá mejor. También es buena idea hacer cambios de postura, de esta forma la leche saldrá mejor y vaciaremos todo el conducto.

Si te duele la espalda o no estás cómoda, puedes recurrir a un buen almohadón y así estarás mucho más cómoda. Otra idea es comprar un almohadón especial, para dar de mamar al niño. El bebé puedes colocarlo sobre la superficie mullida y agarrarlo mejor, de esta forma no tendrá todo el peso en tus brazos.

Si vas a dar a tu hijo el pecho, fuera de casa, podéis cubrir el momento con alguna chaqueta o una rebeca. También es una estupenda idea recurrir a cubiertas, especiales para este momento. Hay cubiertas especiales para madres e hijos, las cuales disponen de bolsillos donde guardar las cosas necesarias… además de proteger la intimidad del momento.

Cuando te encuentres en zonas donde no hay un lugar para sentarte y, sin embargo, tu bebé demanda alimento, puedes hacerlo de una forma muy sencilla. Si te encuentras en el parque o en zonas verdes, sientate en el suelo pero no dejes tu espalda sin apoyo. Por el contrario, busca un lugar para apoyar la espalda… puede ser un muro o un árbol. Luego apoya tu hijo entre las piernas y no dejes que la cabeza esté demasiado atrás.

Fuente: metroparent

Dejar una respuesta