bebe gatea

Pronto el bebé comenzará a gatear y esto se convertirá en una de las muchas ocasiones, en que disfrutará del sentimiento de independencia. La alegría por sentirse liberado y que pueda recorrer pequeños tramos del dormitorio y del salón por si mismo, es una alegría que también sentirán sus padres. Pero ese deseo de aventura y esa victoria que constituye emprender camino aunque sea a gatas por si mismo, puede traer contratiempos, como golpes, así que aunque es natural que el bebé pueda golpearse, hay que estar atento a estos consejos.

Así que vamos a darte algunos consejos para cuando el bebé empieza a gatear, que son fáciles de poner en marcha y que quizá parezcan a algunos padres, simples. Pero que son consejos que harán menos dura la aventura de gatear, porque si has presenciado a un niño gateando recordarás que no sabe de peligro, de velocidad ni de lugar, el solo quiere ir a todo lugar. Que lo haga con mucha seguridad, para que resulte divertido.

Lo primero es vestir al bebé con pantalones largos de modo que no lastime sus rodillas, si no hay alfombra para que lo haga totalmente cómodo. El pantalón debe quedar cabal, porque si le queda muy largo, será un factor de riesgo a que se caiga. Pero si hace mucho calor, debemos poner al bebé un short y entonces debemos colocar una pequeña alfombra o bien una sábana pero hay que vigilar para que la misma no se convierta en otro motivo de que se enrede y caiga.

Lo mejor es hacer un esfuerzo y colocar una alfombra porque además amortigua los golpes si se cae y permite que gatee con comodidad.  Hay que cubrir los tomacorrientes de modo que no pueda tocarlos o ponerse en contacto con ellos. Hay que colocar lejos de su alcance los aparatos y sus cordones para que no los jale. Hay que cerrar muebles donde pudiera meterse o sacar cosas, asegurando con pasadores que no lo lastimen pero que tampoco pueda abrir.

A los muebles en patas y esquinas hay que colocarlos algo que evite que se lastime con las puntas. Para ello se pueden comprar pequeños detalles para muebles que se venden en tiendas para bebés. Las puertas deben estar bien aseguradas, y cuando el bebé anda gateando quien venga a la puerta debe tocar la misma para que no se de el caso de que la abra y golpee al bebé o le dañe los dedos con la puerta.

Hay que quitar objetos de vidrio y pesados de donde el bebé gatee, así que lo mejor es destinar un área  del salón para él, creando un pequeño jardincito con una barrandilla  de plástico que se compra en tiendas para bebés, así podemos controlarlo pero darle suficiente espacio para que gatee a sus anchas.  Hay que colocar barrandillas seguras en la escalera para que el bebé no tenga acceso a las mismas. Y si duerme en su cuna y ahora será un futuro caminante, hay que poner la barrandilla más alta.

Imagen: Pinterest

Dejar una respuesta