bebe

En casa debemos tener mucho cuidado para que nuestros hijos no tengan ningún accidente doméstico y es que cuando son pequeñitos les gusta tocarlo toco y es fácil que pueda pasarles algo. Aunque los niños pueden sufrir accidentes en cualquier época del año, navidad suele ser un momento propicio para ello. En Navidad los riesgos aumentan y pueden darse más accidentes domésticos por la presencia de objetos nuevos y de otras personas, no siempre familiarizadas con el cuidado infantil.   Por ello, los padres y demás familiares deben extremar las precauciones.En bebés y embarazos queremos lo mejor para vosotros y, por ello, os damos algunos consejos.

  • Los niños tienen mucha ilusión por la navidad ya que vienen los reyes y reciben regalos. El árbol de Navidad genera ilusión a los niños, pero está lleno de peligros. Se recomienda colocarlo sobre una mesa u otro mueble, a una cierta altura que el niño no pueda alcanzar.
  • La casa suelen adornarse con luces de colores durante la Navidad, entre otros adornos; ahí entra juego la electricidad y los riesgos se multiplican.
  • Si colocáis el belén en casa, es importante que las figuras no queden al alcance de los niños ya que pueden tragárselas o causarles algún daño. Al igual que el árbol, lo mejor es colocarlas en un lugar donde no puedan ser alcanzadas.
  • Al abrir los regalos, hay que vigilar que las tijeras no queden al alcance de los niños. Debemos regalarles cosas acordes con su edad. ¡Cuidado con los juguetes demasiado pequeños que pueden tragarse!
  • En la cocina pasaremos mucho tiempo en estas fechas preparando deliciosos menús. Por ello, hay que tener cuidado que no cojan algún utensilio que pueda hacerle daño. 
  • Las caídas del bebé o niño es un riesgo no solo presente en Navidad. Pero en esta época puede darse con mayor facilidad, dadas las prisas y el estrés.

 

Dejar una respuesta