bebecito-con-mamacita.jpgAunque sea bastante difícil, puedes intentar prevenir los cólicos adoptando los siguientes hábitos.

• Sé cuidadosa con las horas de las comidas, no debes retrasarte en ninguna toma. Procura tenerlo todo preparado para darle de mamar o darle el biberón y agarrarlo antes de que empiece a llorar.

• Al terminar pero no quiere tomar más, dale el chupete o tu propio dedo. Tal vez lo que quiere es simplemente chupar.

• Si le das el biberón, comprueba que el agujero de la tetina es lo suficientemente grande, para que no aspire demasiado aire al esforzarse en tragar; usa una válvula antihipo y procura que tenga la inclinación adecuada, para que la tetina no se llene de aire. Haz un alto a mitad de la toma e incorpora al bebé para favorecer la expulsión de los gases y facilitar la digestión. Y, sobre todo, no le obligues a apurar el biberón hasta el final si no tiene apetito; tanto el exceso de aire al tragar como el alimento que toma sin necesidad, pueden complicar el proceso digestivo.

• Si le estás amamantando y tus pechos tienden a ponerse duros o la leche sale a chorro al principio, antes de empezar con la toma extráete un poco con sacaleche. El niño podrá luego chupar con más facilidad, no tragará aire mientras intenta  agarrar un pezón duro ni se atragantará con un exceso de leche.

• Aunque los pediatras no son muy partidarios de variar los hábitos alimenticios, en casos especiales, te pueden recomendar: Disminuir la leche en cada toma y aumentar su número. Usar una leche especial con menor contenido en lactosa

1 comentario

  1. disculpe, si el bebe tiene aire, es buen extrarelo con un huevo? y se fuera asi, porque es posible que el huevo ayude a ello?

Dejar una respuesta