Hoy os dejo algunos consejos prácticos para incluir la fruta en la dieta de tu bebé. Recuerda la importancia de añadir alimentos nuevos, según va pasando el tiempo. Al principio lo mejor es la leche materna, pues contiene unas propiedades que ayudan a que el desarrollo de tu bebé se refuerce de forma especial.

Pero alimentarlo a base de leche estará bien hasta los seis meses, aunque es recomendable seguir dando el pecho hasta el año de vida. Pero los últimos seis meses lo más correctos es ir añadiendo nuevos alimentos. En este caso os hablo de incluir la fruta y alternarla con la leche materna.

Algunos consejos que os puedo dar para conseguir este objetivo, es por ejemplo ir añadiendo la fruta en pequeñas porciones. Las puedes triturar, batir, aplastar y así añadirlas a la eche y mezclarlas. Esta es una buena estrategia, luego puedes ir incrementando la cantidad de fruta.

niño con fruta

Normalmente a los niños suelen gustarle frutas como el plátano o la manzana, pero puedes probar con diferentes. También os comento que durante el embarazo es muy bueno que la madre comer fruta, incluso cuando tengas a tu bebé no tendrás tantos problemas para que le guste ¡es un echo!

Otra gran idea es presentar los alimentos a tu hijo, en muchas ocasiones os lo comento. Me parece una gran idea que tu bebé pueda observar y tocar la fruta como quiera. Deja que juegue sin miedo, para que la descubra y sepa que la va a comer. Ya verás como haciendo estas cosas, a tu bebé le costará mucho menos comer fruta.

Recuerda la importancia que tiene añadir frutas, poco a poco, a partir de los seis meses de edad. Esto son solo unos consejos que pueden ayudarte. Muchas gracias a todos por leernos, espero que os sean de gran utilidad estas pequeñas ideas.

foto: hipp

Dejar una respuesta