niño

La alimentación de los niños debe ser sana y equilibrada desde el primer momento, es decir, a partir de los seis meses que es cuando vamos dejando de lado la lactancia materna para ir incluyendo alimentación variada en forma de papilla. El rechazo de un niño a comer puede resultar muy frustrante para los padres y puede deberse a varias causas. Os damos algunos consejos sobre la alimentación en los peques:

  • Aunque el niño debe llevar una dieta sana y equilibrada, ofrécele cosas que le gusten y las que no le gusten, presentalas de tal manera que le atraigan.
  • Entre la etapa de 1 y 5 años, la demanda de alimentos del niño es menor debido a que su crecimiento es más lento. Por ello, si come menos no debes preocuparte. No debes obsesionarte con la comida. Debes permitir que tu hijo acabe de comer cuando sacie su apetito.
  • Se le deben crear hábitos de alimentación saludables para prevenir enfermedades y reforzar su desarrollo físico y cognitivo.
  • Debes acostumbrarlo a una buena rutina. El niño debe comer siempre a las mismas horas. Una vez que se acostumbre tendrá hambre cuando esté llegando su hora.
  • Para introducir nuevos sabores y texturas intenta crear un ambiente positivo. Para ello, realiza platos atractivos y divertidos.
  • Cuantos más alimentos conozca en la primera etapa de su vida, menos le costará adaptarse. Las preferencias alimentarias se adquieren muy pronto en la vida, de modo que empiece pronto a ofrecerle a su hijo un amplio abanico de alimentos.

Dejar una respuesta