Buenos días amigos, hoy os dejo algunos consejos o sugerencias para ayudar con el tema de la alimentación de tu hijo.

Ya se sabe que hay niños que presentan problemas a la hora de comer y esto puede ser debido a muchos factores. Algunos de ellos ya los vimos en artículos anteriores.

Puede ser que tu niño presente algunos problemas de carácter, a la hora del almuerzo, cena o cuando vea comida..

niño

puede que se enfade, se ponga triste o quiera irse..  sin probar a penas la comida. Esto pasa en muchas familias, pero siempre puedes hacer algo para que coman mejor.

Una medida es no enfadarse y no montar un espectáculo o preocuparte en exceso si no presente síntomas de debilidad u otras cosas asociadas con no comer.

Si no quieres que la hora de la comida se transforme en un caos, puedes intentar practicar algunas cosas.

Para intentar que tu hijo coma mejor, no cedas ante el poder que ejercen y darles aquello que solo les gusta como golosinas y otros.

Si el pequeño sufre de inapetencia, no te enfades ni le regañes… recuerda que si tu hijo tiene hambre lo puede demostrar de muchas maneras.. hay algunos que parecen no comer nunca, pero su estado físico es bueno ya que corren y están animados.. aunque muchos son delgados.

No te angusties por su salud, siempre que el pediatra te diga que todo está bien. La inapetencia puede llegar a ser muy común dependiendo de ciertas edades.

La relación de los padres con sus hijos, a veces, están muy vinculadas con la alimentación y la forma de comer.

A veces cuando el pequeño se enfada, puede rechazar el alimento como signo de rabieta y listo, no porque le pase nada con la comida.

A veces algunos padres pueden pensar que no comer es una forma de desafiar el pequeño a los adultos.

Bien ante esta situación no le tienes que regañar, ni seguir la corriente… pues tu hijo vera que surte efecto. Puede ser que busque simplemente tu atención.

Foto: thefuntimesguide

Dejar una respuesta