Buenos días amigos, en el espacio de hoy os dejo con algunos consejos para una buena salud emocional en niños.

Es normal que este tema nos preocupe, has de tener en cuenta que muchas cosas no van a depender de nosotros mientras que el pequeño crece, pero hay otras cosas como el afecto y el cariño, en las que sí.

Por ejemplo después de nacer, coge a tu hijo en brazos de la forma más cariñosa que puedas y con cuidado. Acuna a tus hijos así.

bebe

Desarrollar el apego y la salud emocional de tu hijo es más fácil de lo que piensas. Cuando hables hazlo con voz cariñosa y suave.

Procura que tu hijo comience a amamantar lo antes posible, esto establece un vínculo afectivo muy grande.

Cuando tu hijo vaya abriendo los ojos, procura estar siempre mirando a su rostro cuando le hables.

Al principio puedes poner una cuna, pegada a tu cama para cuidarlo por las noches. Esto es conveniente al principio cuando es muy pequeño.

Después lo mejor es cambiarlo de habitación, para crear cierta independencia. Aquí el apego vendrá por muchas más cosas, no porque tengas la cuna siempre a tu lado.. los extremos no son buenos.

Los tres primeros meses es importante que permanezcas al lado de tu bebé, sin perderlo mucho de vista. Así que intenta que ayuden en las tareas domésticas, tu familia.

Procura hablar a tu hijo bien, agradale con palabras de aceptación y de cariño. Tómalo en brazos y haz que se sienta cómodo.

Si añades un poco de música y una pizca de confianza y seguridad.. el bebé se sentirá perfectamente y desarrollará mejor salud emocional.

Siempre que le pase algo, procura consolarlo de forma cariñosa.. así reforzaremos la seguridad y confianza.

La música, los olores.. son estímulos que el bebé puede asociar a diferentes situaciones. También puedes hacer uso de fragancias suaves para ciertas actividades del día.

Foto: desontis

Dejar una respuesta