Hoy os dejo un par de consejos para niños, aprovechando que estamos en pleno verano y a muchos de nosotros nos encanta ir a la playa, en vacaciones o escaparnos durante algunas horas. Sobretodo los padres primerizos pueden hacerse varias preguntas, tales como ¿deben llevar sandalias de goma? ¿es conveniente dejarlos descalzos en playas, piscinas o en paseos por un río?

Los más pequeños de la casa, a partir del año, van entrando en una edad en la que les encanta explorarlo todo. Pero los padres podemos preocuparnos por si se hacen daño en los pies, por si pisan algo que pueda dañarles. Normalmente suelo recomendar que los niños anden sobre suelos irregulares que no sean demasiado duros. Esto implica dejar a tu hijo andar por la arena de la playa o bien si vamos a la montaña, ya que todo esto les brindará fortaleza corporal.

Caminar por la arena, dejando descalzos a nuestros hijos, es bueno para ellos y muy saludable ya que hace trabajar la musculatura de los pies y de las piernas, además de estimular la actividad de la sangre. Si además caminan por la orilla mejor, ya que el agua es buena también.

niña en la playa sin sandalias

Es cierto que todo no es bueno, caminar descalzos implica sus riesgos y hemos de evitarlos en ciertas ocasiones. Los hongos están al acecho, sobretodo en piscinas, duchas o lugares por donde pasa mucha gente y haya agua. En la playa tenemos restos de basura y cristales que pueden dañar a nuestros hijos.

Deja a tu hijo descalzo en playas que estén más limpias, deja que corran por la orilla… esto les va a fortalecer. Pero en las piscinas públicas aconsejo que los niños lleven sandalias de goma. Sobre todo en las duchas o en los pasadizo o caminos, que llevan a las otras piscinas. Dentro del agua no hace falta que lleven estas sandalias.

Igualmente en ríos es aconsejable llevar algún tipo de sandalia o bota, ya que hay piedras y otras cosas que pueden hacer daño al pequeño. Siempre deben ir protegidos, al igual que los mayores… eso sí, cuando lleguéis a un área tranquila, puedes descalzarlo para que sus pies descansen.

Si eres de las que les ponen a sus hijos zapatillas de tela o bien de goma, NO abuses de ellas. Ahora en verano, con las altas temperaturas, los pies sudan y esto también es perjudicial para los pequeños. Dejar los pies húmedos, durante un largo periodo de tiempo, hará que salgan hongos… así que procura alternar ambos calzados y dejar sin zapatos de vez en cuando al niño.

foto: thejournal

Dejar una respuesta