bebe

Cuidar, criar y educar a un niño no es nada fácil. Sin embargo, todos los padres lo hacen por primera vez y aprenden cómo hacerlo de maravilla. Por ello, aunque seas un padre novato, no desesperes. Vamos a darte algunos consejos para que puedas empezar a hacerlo con buen pie:

  1. Los recién nacidos tienen el estómago muy pequeñito, por lo tanto la cantidad de leche que les cabe es también pequeña. No le obligues a comer mucho.
  2. Hay que procurar que la areola del pecho también esté dentro de su boca para que pueda comer y succionar bien. Si después de darle la toma echa un poquito de leche, no te preocupes, eso es la leche que era de más y ya no la necesita dentro.
  3. Hay bebés que se duermen mamando. Probablemente no tengan mucha hambre o aún estaban medio dormidos. En este caso, basta con mover un poquito el pezón para que despierten y sigan chupando.
  4. No es aconsejable darle nada que no sea leche, ni infusiones ni ningún preparado que nos hayan dicho que le ayuda a echar los gases.
  5. Durante cinco o diez minutos después de mamar, los bebés muestran un interés especial por su entorno. Si lloran después de comer, probablemente sea porque quieren que les hagamos caso.
  6. La postura adecuada para acostar al bebé después de comer es boca arriba. Es más segura y hará que le molesten los gases en menor medida.
  7. Los niños que se crían al pecho hacen más deposiciones que los que toman leche artificial. En general suelen hacer entre una y cuatro cacas al día.

 

Dejar una respuesta