Como sabemos que muchas madres y padres tratáis de buscar toda la información posible sobre cómo educar a vuestros pequeños desde los primeros meses de vida, pero, sin embargo, no todas tenéis la posibilidad de formaros a fondo con un Master en Psicopedagogia que os permita conocer e identificar los grados de desarrollo de vuestros pequeños, hemos decidido hacer un post muy especial para vosotros. Para ello, hemos consultado a expertos en desarrollo infantil quienes nos han dado unos consejos para padres y madres sobre la estimulación temprana de bebés. ¡Y ahora los compartimos con vosotros!

Aunque existen los llamados “colectivos de riesgo” que hacen referencia a los bebés que necesitan de estimulación temprana por nacer con ciertas dificultades (prematuidad, enfermedades congénitas, trastornos como el Síndrome de Down…), en general, la estimulación temprana, también denominada estimulación precoz o atención temprana, es recomendable para todos los niños pues con ella se trata de estimular sus capacidades.

estimulación temprana bebesLo más aconsejable es acudir a un experto que evalué la situación del bebé y su entorno, con la finalidad de conseguir un plan de estimulación temprana adaptado a él. Se trata de algo imprescindible si el niño se encuentra entre los “colectivos de riesgo”. No obstante, para niños sin problemas aparentes entre los 0 y 3 meses, os planteamos a continuación una serie de actividades de estimulación temprana que vosotros mismos, como padres, podréis aplicar a partir del momento en el que vuestro pequeño cumpla 45 días de vida.

Existen una serie de ejercicios para la cuna o que también puedes realizar sobre una alfombra de juegos y que se recomiendan hacer poco a poco en distintos días, sin agobiar al bebé. Simplemente haciéndolos en distintos momentos en los que el bebé no esté durmiendo ni sea su hora de comer. La idea es que los ejercicios de estimulación temprana sean un juego para él.

  • Acuéstale boca abajo y acaricia su espalda para mejorar su postura erguida
  • Acuéstale boca arriba y deja que se agarre a tus dedos pulgares para levantarlo un poco
  • Acuesta al bebé boca arriba y haz que mueva la cabeza a un lado rozando su mejilla con una mano
  • Levanta sus piernas juntas y extendidas y vuelve a la posición inicial. Haz el movimiento de forma alterna con ambas
  • Pon sobre su cuna un móvil de muñecos con sonidos y túmbale boca arriba para que juegue con ellos. De vez en cuando, estimula el juego haciendo ruido con los juguetes y déjale que los coja
  • Acuéstale boca abajo y colócale un juguete en la punta de los dedos para que intente agarrarlo

Otras actividades que mejorarán su desarrollo son rozar sus labios con un cepillo de cerdas suaves para que mueva su boda y luego pasarlo por los pies, sonreírle y hablarle cuando haga sonidos o balbucee, así como cantarle haciendo expresiones exageradas con la cara para que te mire.

Una vez pasados los 3 meses de vida, podemos comenzar a hacer otras actividades que os contaremos en futuros post ¡estad atentos!

Dejar una respuesta