Consejos para pasar de la cuna a la cama

pasar de la cuna a la cama

¿Sabías que no hay una edad concreta para pasar de la cuna a la cama? Así que tranquil@ papis y mamis ansiosos. No es algo que tenga una fecha o un tiempo para hacerlo. Todo esto va a depender del propio niño y su proceso madurativo. Hay algunos que quieren pasarse a una edad muy temprana, sobre todo aquellos que tienen hermanos más mayores. Pero hay otros que no necesitan independizarse tan temprano y prefieren estar en su cuna. Si quieres saber un poco más a cerca de este proceso y deseas algunos consejos, sigue leyendo.

Consejos para pasar de la cuna a la cama

pasar de la cuna a la cama

Se trata de un momento delicado, para unos niños más que para otros, el cual puede suponer un gran reto. Tanto para los padres como para los hijos es un momento que hay aceptar y aprender a llevar de la mejor manera posible. En este reto se implican varios factores como son la madurez emocional del menor y cierto proceso de aprendizaje también por parte de los padres.

Para los que ya son papis, seguramente sabréis la importancia que tiene el seguir algunas rutinas en casa cuando hay bebés en ella. Las rutas son importantes y también las del sueño. En este caso, cuando vayas a pasar a tu hijo de la cuna a la cama igualmente se hace necesario establecer ciertas rutinas en casa. De esta manera el niño debe saber, en todo momento, qué va a venir después. De esta manera se pueden establecer ciertos hábitos y patrones de sueño. Además, esto hará que el paso a la cama sea más fácil de llevar.

Consejos para pasar de la cuna a la cama

pasar de la cuna a la cama

Como hemos mencionado al princpio de este post, realmente no hay una edad exacta o establecida para pasar al bebé de la cuna a la cama. Pero sí que podemos ver una serie de señales por las que este momento se hace cada vez más inminente. Algunas de estas señales son:

Falta de espacio

Ya sea en la cama de los papis o en la cuna, el niño se mueve mucho durante la noche. Esto hace que ninguno duerma bien. Cuando el niño amanece en la otra punta, atravesados en el colchón u observas que se mueve mucho, es hora de que pase a una cama.

Se ponen de pie

Llegados a un punto veremos que los bebés ya se ponen de pie en la cuna y lo hacen de manera habitual. De hecho algunos pueden intentar escalar pidiendo salir. Esta es otra de las señales que nos indican que ha llegado la hora de pasar a una cama infantil.

Por otro lado, es importante saber que si el bebé está durmiendo bien en la cuna, no es necesario precipitar un cambio repentino. Solo será necesario cuando veáis que el niño ya no duerme bien, tiene sueño agitado, comienza a levantarse o se mueve en exceso. Si ocurre algunas de las cosas que hemos mencionado es hora de establecer un cambio.

Errores comunes a evitar al pasar de la cuna a la cama

pasar de la cuna a la cama

Hacerlo demasiado pronto

En muchas familias este cambio, tan importante en la vida del bebé, lo realizan demasiado pronto. Es habitual querer pasar al bebé muy pronto a una cama infantil y puede que este no esté preparado aún. El cambio puede suponer un trauma en vez de algo positivo, descontrolando el sueño del mismo y el del resto de la familia.

Cambiarlo en un mal momento

Es muy importante evitar cambiar al bebé de la cuna a la cama cuando hay otro cambio importante en la familia. Estos cambios pueden tener que ver con una mudanza, un divorcio o simplemente la llegada de otro bebé a la familia. Mucho cuidado con no mezclar ambas experiencias cuando hay bebés en casa. En este sentido procuraremos hacer el cambio de la cuna a la cama cuando lo demás se calme o haya pasado un tiempo de las otras experiencias.

Consejos extras para pasar de la cuna a la cama

pasar de la cuna a la cama

Después de haber leído todo lo anterior y establecer cuándo es el momento óptimo para hacer el paso de la cuna a la cama, es importante seguir los siguientes consejos. Ahora es el momento de trabajar sobre este tema con tacto e inteligencia.

Hazlo de forma suave y sutil

Debemos abordar este tema con inteligencia y sutileza, como algo especial. Al principio puedes proponerle o presentarle la idea al niño como un juego, del cuál él es el protagonista. Presenta la idea de tener su propia cama y habitación como algo súper divertido y positivo. Solo los niños grandes pueden hacer esto y él es el afortunado.

Implica al menor

Esto es uno de los mejores consejos para evitar traumas. Si haces que el menor se implique en las tomas de decisiones, veréis qué bien va este tema. Por ejemplo, podéis ir a comprar juntos la camita, dejar que elija la ropa de cama a su gusto y dejad que escoja los peluches que van en ella. De esta manera se sentirá parte del proceso y se sentirá con más poder de decisión, más mayor.

Hazlo a través de juegos

Los niños lo llevan todo mejor a través de los juegos, por ello este reto en su vida lo pueden aceptar mejor por medio de los mismos. En este caso puedes dejar que juegue con sus muñecos y que duerma con ellos, contarle cuentos, jugar a darles de comer sobre la cama, deja que juegue a acostar a sus muñecos y que luego él les haga compañía en la cama infantil.

Los padres también pueden jugar con sus hijos, en este sentido. Por ejemplo, ambos podéis jugar con los muñecos, jugar a acostarles, cantarles canciones para dormir o un cuento. Que ellos vean que dormir puede ser algo tan interesante y divertido que quieran hacer lo mismo.

¿Te ha sido de utilidad este post con consejos para pasar de la cuna a la cama? ¿Buscas nombres de flores y su significado para bebé niña? ¿Necesitas consejos prácticos sobre la introduccion de alimentos para bebes?

Ir arriba