Prevenir las caries infantiles, en los más pequeños de la casa, es la mejor solución para no lamentar después… así que ¡menos chuches y reduce el azúcar!

dientes
Fuente: Giuliamar

Las caries infantiles, acechan hasta a los más pequeños de la casa, por ello es mejor una buena prevención ¿Cómo? con algunos buenos consejos y un poco de paciencia, para los más golosos. Este tema, tan preocupante para muchos padres, puede llegar a edades muy tempranas. Para que sea más fácil, evitar las mismas, aquí te dejo algunos consejos

Evitar que se chupe el dedo

Si a tu bebé le encanta chuparse el dedo, te comento que es mejor que le compres un chupete adecuado e intentes que deje el pulgar. Ya sabes que las manitas, van a muchos sitios y éstas pueden contener de todo. La boca de tu pequeño, aún no está desarrollada y no aguantará ciertos patógenos que haya en el entorno. También, puede ocurrir que a tu bebé le guste meter las manos en tu postre y luego chuparse el dedo… no sería bueno, ya que contiene azúcar.

Evitar los dulces y chucherías

niño con piruleta
Fuente: PublicDomainPictures

Evita que tu hijo coma dulces y chucherías, en exceso. No es bueno que siempre le premies con cosas de comer y menos con pasteles. Una alternativa, es ir de excursión o llevarle a dar un paseo, ir al cine o ir al parque. Puedes prometer, unas horas de divertido juego. Intenta desviar su atención de los dulces, intentando sustituirlos por otra cosa.

Las caries infantiles, son muy dadas a nacer por culpa del azúcar. Y, ya sabes que a la mayoría de los niños les encantan. Pero para prevenir las caries, debes limitar ciertos hábitos como el consumo de dulces.

Evita las bebidas azucaradas

Al igual que las chucherías y los dulces o bollos, procura evitar también las bebidas azucaradas. La verdad, es que son malisimas para el esmalte de los dientes. Lo van desgastando, hasta que se rompe dejando expuesto al diento. De esta manera, es muy sencillo que las caries afecten al pequeño.

Beber en taza

Dar bebidas azucaradas, utilizando el biberón o recipientes con tapa y tetina, es peor y hacen más daño en los dientes delanteros, que si las toman directamente desde un vaso o taza. Así que procura enseñar a tu hijo a beber en un vaso, cuando comiences a darle este tipo de líquido. Lo suyo, es que los padres animen a sus hijos a aprender a usar la taza de flujo. Esto puedes hacerlo, a partir de los primeros seis meses de edad. Después, procura que dejar de alimentarlos con biberón más o menos, hacia el año de vida.

Una limpieza correcta

cepillo de dientes
Fuente: stevepb

Procura que tu hijo adquiera buenos hábitos y limpiar sus dientes, es uno de los mejores. Enseña cómo utilizar el cepillo y cómo masajear las encías. Con una mala o deficiente, higiene de los dientes… la boca de tu hijo será pasto de las caries. Procura escoger una pasta dentífrica especial para niños. Recuerda, que la pasta de dientes para adultos, no será buena para tu hijo.

Además, compra un cepillo adecuado para niños. Es una boca pequeña, que se está desarrollando y los dientes son de leche. Estos dientes son más sensibles y tendrán que caerse, pero es mucho mejor que lo hagan sanos.

Implementar la higiene bucal, desde la primera aparición de un diente de leche es esencial. Procura que se cepille a fondo, durante dos minutos. Puede hacerlo dos veces al día y, sobretodo, antes de dormir. Recuerda, que la pasta ha de ser sin flúor.

Revisiones periódicas al dentista

Aunque tu hijo sea muy pequeño, si ya ha pasado por la etapa de dentición, es bueno llevarlo al dentista. El profesional, va a revisar los dientes y las encías. Comprobará que tu hijo tiene la boca sana. De lo contrario, ten en cuenta todos los consejos que estás leyendo y todos los que te de el dentista. Lleva a rajatabla lo que te diga, éste. Además te dará información del correcto mantenimiento de los dientes de tu hijo.

Recuerda que la información, es la mejor manera de prevenir las caries de los niños. Procura que tus hijos mantengan una buena higiene bucal. Es bueno cepillarse después de cada comida. Además los dulces o las bebidas azucaradas, es cierto que atacan mucho al esmalte (incluso a los adultos) Pero, con un poco de perseverancia, evitarás caries innecesarias o la pérdida de piezas dentales de forma definitiva.

El ideal, es que tus hijos tengan una rutina de limpieza bucal, desde una edad muy temprana. Evidentemente, de esto se tienen que encargar los padres. Así que ponte manos a la obra y no dejes de lado, la boca de tu hijo. Evita que se convierta en algo peor.

¿Tu hijo tiene caries? ¿Tiene una buena rutina de higiene?

Dejar una respuesta