Es muy común que los bebés tengan gases; este aire normalmente molesta al pequeño, hace que se agite, llore y le duela. Nosotros, los padres, hemos de intentar ayudar a que el niño expulse el aire a través de diferentes técnicas. Al fin y al cabo, cada uno de nosotros acabaremos encontrando la mejor manera para nuestro propio hijo, pero esto son algunas sugerencias que puedes probar.

Una forma muy común, es la de coger al pequeño, ponerlo en nuestro hombro y dar pequeños golpecitos en su espalda. Esto es bastante efectivo y perdura de una generación a otra (yo se lo he hecho hasta a mis gatos de pequeños) Pero también puedes probar a hacer lo mismo, sentado en nuestro regazo.. da palmaditas en su espalda.

Es una muy buena idea, si tu bebé padece de muchos gases, darle un buen masaje para que lo expulse. Debes hacerlo en la zona de la barriga, muchas veces con movimientos circulares y presionando, pero con cuidado. Hay lugares donde te enseñan a masajear al pequeño, además esto es muy beneficioso (también para los adultos)

bebe

Otra idea, para expulsar el aire, es tumbar al bebé boca arriba y tomar sus pequeñas piernas.. luego levanta las mimas y llévalas hacia la barriga dobladas por la rodilla. Haz este ejercicio varias veces, hasta conseguir que salgan los gases.. si no salen, prueba de las otras formas; ve cambiando hasta conseguir que tu bebé eche todo el aire que le molesta tanto.

Para realizar los masajes, recomiendo que sea después del baño o cuando le cambies el pañal. NO los masajees después de comer.. porque se corre el riesgo de que pueda devolvernos la comida en forma de vómito. Aunque si puedes ponerlo en tu hombro y darle golpecitos suaves (si llega a vomitar, puede que haya comido en exceso)

foto: wikihow

Dejar una respuesta