Buenos días amigos, en el espacio de hoy dejo algunos consejos para que los niños aprendan o les enseñemos a comer mejor.

Recuerda que cuando llega la hora de comer o cenar, este espacio de tiempo se transforma en un entorno ideal para socializar con nuestros hijos.

Intenta fomentar el diálogo preguntándole que tal el colegio, los amigos, los deberes.. y habla de lo que has hecho tu durante el día.

niña

Esto fomentará, además, la relación afectiva con el pequeño. Pero para ello es importante que el ambiente sea tranquilo y agradable.

De esta manera el diálogo fluirá con mucha sencillez.. si, por el contrario, el pequeño detecta una atmósfera seria o de tensión, podría surgir inapetencia en el pequeño.

No utilices formas bruscas para tratar al niño, cuando pongas el plato en la mesa hazlo con suavidad y, sobre todo, ten presente que mientras más obligues a tu hijo a hacer algo.. puede ser que la respuesta sea negativa.

Otra cosa que tienes que tener en cuenta que el pequeño pasará por épocas de ser muy activo. Cuando esto suceda intenta servir la comida con más agilidad y alegría.

Motivar a tu hijo es lo más importante y así evitaremos que el niño dilate el comer porque no quiera en ese momento.

Esto significa que cuando haya pasado un tiempo prudencial para que el pequeño haya comido, y no quiera, quita el plato de la mesa.

Piensa también que los niños, van desarrollando tanto sus conocimientos, como sus sentidos. De esta manera llegará un momento que quieran tocarlo todo y verlo todo.

No evites que tu hijo se manche, ha de aprender a coger una cuchara o un tenedor.. esto lo pueden hacer solos, si dejas que toquen la comida con las manons.. que descubran la cuchara.

Recuerda que hemos de motivar el interés por la comida y que aprendan a comer.. no que les tomen fobias o agobio durante estas horas.

Foto: angelsfoster

1 comentario

Dejar una respuesta