Ser padres cambia muchos aspectos de nuestra vida. Desde el mismo día que nace nuestro hijo, debemos renunciar a muchas cosas, pero hay otras actividades que podremos seguir haciendo de forma habitual, como es el caso de viajar. Según la Asociación Mundial de Educadores Infantiles (AMEI), los niños y niñas pueden realizar viajes cortos desde los tres meses de edad, claro está, tomando ciertas medidas de seguridad.

Ahora que estamos metidos de lleno en el verano y que muchas familias salen de viaje, os queremos mostrar una serie de recomendaciones para conseguir que nuestros viajes sean mucho más seguros.

Realizar viajes cortos

Fuente: Parkevoa

Lo más recomendable a la hora de viajar con niños pequeños, es que la duración de los desplazamientos no sea excesivamente largos. Según vayan creciendo, los viajes se pueden ir alargando. Parar cada 200 kilómetros puede ser una buena opción para que los pequeños puedan relajarse del viaje. Esto también ayudará al conductor a mantener la atención y no distraerse mientras conduce. También es recomendable intercambiar el volante si los dos miembros de la familia conducen.

Hacer uso del coche de los padres

No hay mejor medio de transporte a la hora de viajar con nuestros pequeños, que utilizar el coche familiar. Este aportará mayor autonomía, asegurándonos poder transportar todo el equipaje que necesitaremos. Si vamos a utilizar otro tipo de vehículo que no es el nuestro, debemos asegurarnos que cumple con todas las medidas de seguridad. No debemos olvidarnos de utilizar la silla de seguridad.

Garantizar la seguridad en el vehículo

Fuente: imaginarium

Como debería ser habitual, antes de iniciar cualquier viaje, es necesario realizar una revisión del vehículo. De esta forma podremos afrontar el trayecto con total tranquilidad. También es recomendable utilizar coches de cinco puertas ya que en el caso de los de tres, es más lento el proceso de sacar a los pequeños en caso de sufrir algún tipo de emergencia. Además, en verano, es necesario comprobar las zonas metálicas interiores del coche a las que el niño pueda acceder, para evitar que se queme al tocarlas. Nunca es pronto para enseñar a los niños a comportarse con prudencia.

Sujetar bien a los niños con sillitas de seguridad

Un niño jamás debería viajar en un vehículo que no disponga de los mecanismos de sujeción homologados. Por supuesto, hay que quitarnos de la cabeza llevar a nuestro hijo en el regazo, ya que se ha comprobado que a 50 km por hora, no es posible sujetarlo, saliendo este disparado. A la hora de comprar una sillita de seguridad hay que tener en cuenta que el modelo elegido cumpla las normas oficiales y las leyes de homologación. Conviene elegir un modelo con reposacabezas y que el arnés se ajuste con facilidad y solidez. Nunca hay que apurar el uso de la silla de seguridad cuando empieza a quedarse pequeña. Si sufre un golpe brusco, es necesario comprobar minuciosamente que no se haya deteriorado.

También es muy importante que desde el primer día, el pequeño viaje en los asientos traseros. Para evitar lesiones cervicales, el sillín debe estar orientado contramarcha en criaturas de menos de 18 kg y hasta los cuatro años aproximadamente. Si ambos padres viajan con el niño, el que no conduce puede sentarse en la parte posterior para atender cualquier necesidad del pequeño.

Prevenir los mareos

Los menores de un años, suelen marearse mucho al viajar debido a que aún no han madurado su sentido del equilibrio. Además, los bebés centran su mirada en los objetos y personas que se encuentran cercanos en su campo de visión y no hacen demasiado caso de lo que ocurre fuera del coche. Sin embargo, a partir de los doce o catorce meses, a los niños les encanta mirar por las ventanillas.

Para evitar estas situaciones desagradables y si el niño es propenso a sufrir mareos, a partir de los doce o catorce meses conviene poner la sillita en posición recta en la parte central del asiento trasero, en dirección a la marcha y tratando de atraer la atención del niño para que centre la mirada en la parte delantera del coche.

 

Gracias a estos consejos para viajar con niños, vuestros desplazamientos serán mucho más tranquilos.

1 comentario

Dejar una respuesta