Buenos días amigos, en el espacio de hoy os dejo con algunos consejos sobre el uso de la calefacción hacia nuestros bebés.

El tema del enfriamiento es algo que, cuando entra el frío y nuestro bebé es muy pequeño, nos preocupa mucho.

Estamos en lo cierto, ya que los pobres aún no tienen su sistema bien desarrollado y un enfriamiento podría derivar en cosas más complicadas.

bebe

Como no queremos esto, hoy os dejo algunos pequeños consejos que nos ayudarán a que los bebés estén calentitos y no se enfríen.

Recuerda que aunque la habitación sea un poco fría o tengamos el miedo de que el pequeño se ponga malo, el radiador nunca ha de estar muy cerca de la cuna.

De lo contrario, la temperatura corporal del pequeño aumenta y el exceso de calor también aumenta el riesgo de que se enfríe, además de poder deshidratarse o bien que culmine en muerte súbita en casos extremos.

Es muy importante airear siempre el dormitorio, procura hacerlo.. de esta forma estarás evitando cualquier posible foco de humedad que se cree en el espacio. Este tipo de humedad es por condensación.

Es esencial no dejar a tu bebé donde haya corriente. De esta manera es muy fácil que cojan frío o se resfríen. De esta manera procura cerrar ventanas o puertas o poner al pequeño en otro lugar.

Es importante que haya cierto grado de humedad en el hogar, lo digo por ciertos desumidificadores. Estos pueden sentar mal al bebé, pues las vías respiratorias podrían resecarse.

Algo que puedes hacer, si ves que el ambiente es demasiado seco es poner unos recipientes con agua.. cerca de la calefacción.

como ves con esto y que tengas cuidado a la hora del baño, verás que no es complicado mantener a raya los enfriamientos infantiles.

Espero que os sea de gran utilidad!

foto: cutelittlebabies

Dejar una respuesta