Si vas a llevar a tu bebé a la nieve, es mejor tener en cuenta algunos consejos y precauciones normales, para los más pequeños de la casa. Tener a tu hijo en la nieve será divertido para toda la familia y el pequeño se lo pasará en grande. Pero es cierto que el frío es inevitable y claro, debes abrigar a tu hijo en consecuencia. Piensa que es muy pequeño y no querrás que se ponga malito.

Por ello unos buenos consejos y precauciones no vendrán nada mal, a la hora de llevarte tu bebé unos días a la nieve. Al igual que en verano en la playa y en el agua, hay que tomar ciertas precauciones con los niños, es lo mismo en la nieve o a cualquier otro lugar donde los llevemos. La nieve te presenta un paisaje único para jugar con tu bebé y para hacer fotos inolvidables.

bebe en la nieve
Fuente: U.S. Army

Consejos y precauciones para los ¡bebés en la nieve!

1. Procura escoger un lugar donde puedas disfrutar con tu hijo. Lejos de esquiadores y grupos de personas que hagan demasiado escándalo. Procura buscar un lugar tranquilo, para que el pequeño pueda jugar sin problemas y pueda disfrutar del aire libre.

2. Juega sin miedo. Deja a tu hijo en la nieve, haz ángeles blancos y mucho más. Puedes realizar muñecos de nieve y correr por la misma. Por ello es mejor que si tu hijo sabe andar y corretear ya, quizá quieras probar los trineos. Procura no ponerte al lado de la pista, busca un lugar amplio para jugar con el niños sin peligro.

3. Actividades para niños. En muchas estaciones de invierno hay grupos que realizan actividades expresamente para niños. Si tu hijo es más grande, puedes apuntarlo y así se divertirá. Si tu hijo es muy pequeño, quizás prefieras ir por tu propia cuenta. Incluso puedes utilizar un trineo especialmente diseñado con un cinturón y un asiento de seguridad, para llevarlo por la nieve.

4. Ropa adecuada. Es importantísimo llevar a tu bebé a la nieve con ropa adecuada para este lugar. Es cierto que puede que el frío tan grande haga que abrigues demasiado al niño. Recuerda que debe estar bien abrigado, pero no en exceso. Añade unas buena manoplas o guantes y un buen abrigo. Ponle un mono adecuado y un gorro para la cabeza y las orejas. Pero ha de estar cómodo para jugar y calentito, sin exagerar ya que al jugar en la nieve puede tener mucho calor.

5. Cuidado con los lugares cerrados. Fuera hace frío, pero cuando entres en algún lugar cerrado el clima cambia muchísimo. Así que procura quitar el gorro y el abrigo y manoplas a tu hijo. Cuando vuelvas a salir fuera, ponle antes todo el conjunto, de pisar la calle.

6. Crema para el sol. Aunque estés en la nieve, el reflejo del sol en la misma incide en el rostro… por lo que la piel se quema también. Así que utiliza tanto tu como tu bebé, una crema para proteger la piel del sol y listo. Además no te olvides de hidratar al pequeño, ya que al jugar y moverse puede suceder. Da de beber al pequeño.

¿Qué otros consejos puedes aportar? ¿Vas a llevar a tu hijo a la nieve?

Dejar una respuesta