Cada vez que llega el verano, los expertos de la piel lanzan sus mensajes informando de lo importante que es protegernos de los efectos nocivos que puede tener el sol sobre nosotros. Estos daños pueden ser aún mayores si nos centramos en los bebés, donde su piel es aún más delicada. Tantos avisos parece que finalmente han hecho efecto y la venta de productos de protección solar para bebés se han incrementado en un 27% en lo que llevamos de temporada, en comparación con el mismo periodo del año anterior, según datos ofrecidos por la tienda online Bebitus.

Aún quedan muchos niños que no se protegen correctamente

A pesar de todas las campañas de concienciación lanzadas sobre el peligro del sol, se estima que un 22 % de los padres y madres españoles aún no protege adecuadamente a sus bebés de los efectos dañinos del sol, según los datos que ofrece la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).

Cada año se registran en España 4.000 nuevos casos de melanoma, el tipo de cáncer de piel más extendido. Esta enfermedad es consecuencia de una exposición prolongada al sol sin la protección adecuada y sus efectos se manifiestan hasta 20 años después. Por lo tanto, muchos de los casos actuales están provocados por hábitos inadecuados de protección solar en la infancia, cuyas consecuencias aparecen décadas más tarde. El 80 % de estos daños se producen antes de haber cumplido los 18 años.

Consejos para proteger a los niños del sol

Con el fin de evitar el riesgo de desarrollar un cáncer de piel al cabo de los años, los expertos recomiendan medidas para proteger a los más pequeños: no exponer al sol de forma directa a los menores de 1 año; usar siempre un producto de fotoprotección solar con FPS 50+ o superior en niños; aplicar el protector solar antes de la exposición al sol y volver a aplicarlo cada dos horas o después de bañarse o sudar; aplicar el protector solar en todas las partes del cuerpo (incluidas las manos, pies, cuello, orejas y párpados); y evitar las horas de mayor irradiación solar (entre las 12 y las 16 horas).

Las altas temperaturas registradas en las últimas semanas y la previsión de que será un verano especialmente caluroso, con temperaturas superiores a la media según la Agencia Estatal de Meteorología, parecen haber animado a los padres y madres a comprar más productos de protección solar para sus hijos. “En lo que llevamos de temporada, hemos tenido un incremento del 27 % en la venta de productos de protección solar respecto al mismo periodo del año pasado. Es posible que en parte se deba a un anticipo de las compras debido a las altas temperaturas del principio del verano, pero estimamos que la tendencia se mantendrá durante julio y agosto”, señala Alexandra Viguera, Directora de Operaciones del ecommerce de puericultura Bebitus.

Fotoprotector en spray de FPS 50+, el más vendido

Son más de 100 las referencias de productos de protección solar que ofrece Bebitus, pero los padres y madres españoles se inclinan principalmente por los productos en formato de spray con un factor de protección FPS 50+, el mínimo recomendado para niños. Además, eligen sobre todo las marcas especializadas en este tipo de productos.

“Aunque la oferta de productos de fotoprotección es muy amplia e incluye opciones para todos los presupuestos, los padres y madres que compran en nuestra tienda siguen prefiriendo a las marcas líderes, porque les inspiran más confianza. Además, siempre ofrecemos a los clientes información y asesoramiento sobre el uso correcto de los productos de protección solar”, explica Carla Grau, Category Manager de Bebitus.

Ya sabéis, proteger la piel de vuestros hijos utilizando cremas de protección solar adecuadas.

1 comentario

Dejar una respuesta