Te propongo esta crema de calabacín, por su suave sabor, para que tu bebé esté bien alimentado. Es fácil de hacer, solo necesitas unos minutos y contiene todo lo que el pequeño necesita. A veces no hace falta complicarte la vida, para realizar un plato rico en proteinas y nutritivo para el niño. Recuerda que la verdura y la fruta es indispensable en la dieta de tu bebé. 

Cuando tu bebé está en la edad de comenzar a ingerir nuevos alimentos, busca recetas como esta crema de calabacín, que le aporte lo que su cuerpo necesita. Como esta, hay muchas recetas estupendas que ayudarán a que tu bebé crezca sano y fuerte. Si quieres hacer esta receta fácil, aquí te dejo los ingredientes y cómo realizarla. Por último te comento que es bastante versátil, ya que puedes sustituir alguno de los ingredientes por otro que te guste más. Así varías la crema o el puré ¿Qué te parece?

crema de calabacin
Fuente: Lablascovegmenu

Cómo hacer crema de calabacín

Ingredientes

– medio calabacín

– media patata

– media zanahoria

– agua

– aceite de oliva virgen extra

Paso a paso

Primero lava bien el calabacín, la patata y la zanahoria. Luego pela y elimina las pieles. Por último corta todo en trozos no muy grandes. Después en una sartén, añade un poco de aceite de oliva virgen extra (si puede ser) y añade toda la verdura. Por último sofríe al gusto. No en exceso, ya que la crema es para tu bebé y ha de estar suave.

Cuando todo esté sofrito al gusto, añade un poco de agua. La medida es la que quieras, pero basta con cubrir los ingredientes. Seguidamente sube el fuego y deja que hierva, en el momento tapa y baja el fuego. Deja que todo cueza a fuego lento durante un cuarto de hora. Al cabo, comprueba con un tenedor que está todo bien blandito.

Para acabar, saca toda la verdura y todos los ingredientes para añadirlos en un recipiente para batir o bien en un pasa purés. Ahora bate o tritura estupendamente. Debes crear una crema que no contenga ningún grumo. Es una idea, antes de servir, añadir una cucharadita pequeña de aceite de oliva virgen extra y remover la crema. Para servir puedes hacerlo en un pequeño cuenco o en un bonito plato. Seguro que a tu bebé le encantará. ¿Qué te parece esta suave crema de calabacín?

Dejar una respuesta