El aumento de peso durante la gestación varía mucho de una mujer a otra. El aumento ideal depende de tu complexión antes de estar embarazada. La media oscila entre los 9 y los 13 kg pero las mujeres muy delgadas pueden aumentar 18 kg dense que esto sea un problema ni para ellas ni para el futuro bebé. Otras mujeres, más redonditas, ganan menos peso, pero les cuesta más recuperar su línea. Actualmente se vigila bastante, sobre todo en el caso de un sobrepeso real. Por ello, el aumento de peso se vigilará muy de cerca en caso de que el IMC (índice de masa corporal) sea en principio preocupante. Los problemas de peso favorecen la hipertensión, la diabetes gestacional y, sobre todo, un parto más complicado.

Nunca nos cansaremos de decirlo, que durante el embarazo no se trata de comer por dos, sino de comer dos veces mejor, o sea, adoptar una dieta equilibrada.

Factores que contribuyen a un mayor incremento de peso:

Tener más de 35 años.

– Haber aumentado mucho de peso en el embarazo anterior.

– Llevar una vida sedentaria

En cualquier caso, no se trata de llevar una dieta restrictiva durante la gestación sino de vigilar la calidad de lo que comes y, sobre todo, de las cantidades (!!!) Por otro lado, aprende a escuchar las necesidades de tu cuerpo.

Fuente: sigvaris

Dejar una respuesta