bebe-hablando

Sin duda que será: ¡cuando tu hijo esté preparado!. No hay normas establecidas sobre cuándo deberías empezar a enseñar al niño a ir utilizando el orinal. Las señales que indican que está listo son, por ejemplo, cuando intenta imitar a los adultos, cuando él mismo pide ir al baño y es consciente de que está mojado.

No te marques un plazo ya que sólo conseguirás añadir estrés a la situación. Si puedes, el mejor momento para enseñarle a usar el orinal es en verano, ya que tu hijo lleva menos ropa, lo cual ayuda en caso de que se produzca algún pequeño accidente, que lo más seguro será que ocurra, tiene que tener paciencia, y sin darte cuenta, te pedirá o se sentará en el orinal.

CONSEJOS:

• Cuando creas que ha llegado el momento de que tu niño empiece a usar el orinal, explícale lo que vas a hacer y asegúrate de que sabe lo que sucede para que no se asuste del cambio.

• Primero explícale como subirse y bajarse los pantalones o la bombacha.

• Recuérdale que debe ir al baño antes de comer, antes de salir y si hace mucho rato que no va. Intenta no agobiarle demasiado pero déjale claro que puede decirte cuando quiera que necesita hacer pipi.

• Cuando creas que está listo/a deja que se ponga unos pantalones de chico mayor. Se sentirá muy bien y emocionado llevándolos. La idea es que usen ropa más grande para que les sea fácil bajársela.

• Muestra entusiasmo cada vez que utilice el orinal. No digas nada negativo (si no sale todo muy bien) ya que lo único que quiere él es complacerte y cuánto peor se sienta usando el orinal, menos ganas tendrá de usarlo.

• Al usar el orinal, se empiezan a sentir más libres y mucho más cómodos, porque no tiene el pañal, se sienten más grades y independientes.

• No te olvide que la noche para dejar los pañales es otra historia.

1 comentario

  1. Bueno yo no estoy del todo de acuerdo con algunas cosas del artículo, ya que este mes de junio empezamos a quitarle el pañal a mi hija y las pautas que seguimos y nos recomendaron en la guardería, y que nos han funcionado superbien, difieren algunas de ellas de las comentadas en este artículo, ya que la principal de ellas es que cuando se decide quitarle el pañal al bebé o niño, es para utilizarlo solamente en la siesta y por la noche cuando está dormido, por lo que tanto si está en casa como si sale a la calle llevará braguitas o calzoncillos, según el caso, ya que hay que ponerle a hacer pipí cada 20-25 minutos estés donde esté y con quién estés, porque dicen que así es más fácil que el niño o bebé entienda que lo que se pretende es que se vaya dando cuenta cuando se le escapa el pipí para que él intente controlarlo poco a poco claro, y que si se le escapa no hay que darle importancia hay que apoyarle y decirle que poco a poco lo conseguriá, se le cambia la muda ya está, y cuando lo pide hay que premiarle halagando que lo ha hecho muy bien. Mi hija en cuestión de 10-12 días controlaba el pipí y la caca, y ahora solamente lleva el pañal para por la noche y nos dijeron que cuando ya lleve más tiempo controlando bien se puede empezar a probar a no ponerselo por la noche.
    Bueno esta es mi experiencia obviamente habrá muchas pautas que también funcionarán bien como la que se comenta en el artículo, pero bueno yo os he contado la mía.
    Saludos,
    Marta

Dejar una respuesta