gatear

Una de las cosas más bonitas que vemos las mamás en nuestro hijo es cuando empieza a gatear. Andar a gatas es el primer método que utiliza el bebé para desplazarse por sí mismo y suele hacerlo cuando tiene unos 10 meses. Aunque hay niños que empiezan antes y otros empiezan después. Hay bebés que se saltan la fase del gateo y empiezan directamente a ponerse de pie apoyándose en algo y después pasan a caminar. Lo más probable es que tu bebé empiece a gatear poco después de que sea capaz de sentarse bien sin apoyarse en nada (lo que probablemente suceda a los 8 meses).

Nuestro bebé está aprendiendo a gatear y a ser más independiente. Para que pueda moverse sin peligro, se recomienda extender en el suelo un nórdico de matrimonio con una sábana vieja encima y alrededor se colocan cojines, de esta manera, lo hará de manera segura. Ya veréis lo que sonríe y lo bien que se lo pasa nuestro niño gateando por un sitio tan cómodo. Una vez que el bebé ande a gatas sin ningún problema, lo único que le faltará para adquirir completa movilidad será aprender a caminar. Para ese fin pronto comenzará a sujetarse a todo lo que pueda. Un bebé que ya gatea puede meterse en muchos problemas. Asegúrate de que tienes la casa a prueba de niños. Es muy importante poner puerta de seguridad al principio de las escaleras, además de protegerle de todos aquellos peligros que puedan tener una casa. Su salud está en tus manos.

 

 

 

Imagen: little one

1 comentario

Dejar una respuesta