Un grupo de expertos de la clínica Ginefiv han realizado un interesante estudio que revela que el estrés en las mujeres puede reducir la posibilidad de quedarte embarazada. Las mujeres que presentan altos niveles de ansiedad o estrés pueden ovular hasta un 20% menos, mientras que la posibilidad de que sus óvulos sean fecundados es un 30% menor. Por ello, éstas mujeres tienen menos posibilidad de quedarse embarazadas. Por ello, muchas mujeres que llevan intentando quedarse embarazadas durante mucho tiempo y están estresadas porque no lo consiguen, empeoran la posibilidad de estarlo.

El estrés en la mujer contribuye a una serie de efectos fisiológicos sobre el proceso reproductivo, ya sea natural o mediante una técnica de reproducción asistida. Se debe intentar reducir ese estrés ya que, si se padece de manera prolongada, puede fomentar más emociones negativas que se extienden al tratamiento y a la vida en general. No se trata de aprender a evitar el estrés y el malestar psicológico sino aprender los mecanismos necesarios para controlar esos aspectos y facilitar la expresión de las emociones entre la pareja y su entorno.

Además, el estrés no sólo afecta al hecho de costarte más quedarte embarazada, sino que, una vez ya lo estás, puede afectar a tu feto de diversas maneras. Una de las consecuencias del estrés materno intenso que se han señalado de manera más insistente durante la última década es la mayor incidencia de partos prematuros y bajo peso al nacer. También, hay mayor impacto de estrés psicológico afecta al riesgo de muerte fetal. En definitiva, se recomienda tomaros el embarazo y antes de quedaros embarazadas, de manera tranquila para poder gozar de buena salud.

Dejar una respuesta