-

Cuento de: el Mago de Oz II

Aquí os dejo la segunda parte del cuento del Mago de Oz. Seguro que estaréis interesados en seguir leyendo la historia. Este cuento, del que se han hecho grandes películas, es una bonita historia de aventuras. Estupenda para leerla a nuestro hijo, antes de dormir o cuando tengas un poco de tiempo para dedicar a tu hijo.

Fomentar la lectura, pienso, es algo que debemos hacer desde muy temprana edad. Primero leyendo nosotros y mostrando libros con ilustraciones. Pronto le picará el gusanillo de la lectura y cuando sea más mayor comenzará a querer descifrar, por sí mismo, las palabras. De esta forma os dejo con este cuento tan clásico.

El Mago de Oz

mago

Algún tiempo despues, Dorita, el espantapajaros y el hombre de hojalata se encontraron a un leon rugiendo debilmente, asustado con los ladridos de Toto. El leon lloraba  porque queria ser valiente. Así que todos decidieron seguir el camino hacia el mago de Oz , con la esperanza de hacer realidad sus deseos.

Cuando llegaron al pais de Oz, un guardia les abrió la puerta , y finalmente pudieron explicar al mago lo que querían. El mago de Oz les puso una condición: primero tendrían que acabar con la bruja mas cruel de reino, antes de solucionar sus problemas. Ellos los aceptaron. Al salir del castillo de Oz, Dorita y sus amigos pasaron por un campo de amapolas y aquel aroma intenso, les hicieron caer en un profundo sueño, siendo capturados por unos monos voladores que venían de parte de la mala bruja.

Cuando despertaron y vieron la bruja, lo único que se le ocurrió a Dorita fue arrojar un cubo de agua a la cara de la bruja, sin saber que eso era lo que haría desaparecer a la bruja. El cuerpo de la bruja se convirtio en un charco de agua, en un pis-pas. Rompiendo asi el hechizo de la bruja, todos pudieron ver como sus deseos eran convertidos en realidad, excepto Dorita.

También te puede interesar:
Como retirar el pañal
También te puede interesar:
Mi bebé tiene noches muy agitadas

Toto, como era muy curioso, descubrió que el mago no era sino un anciano que se escondía tras su figura. El hombre llevaba allí muchos años pero ya quería marcharse. Para ello había creado un globo mágico. Dorita decidió irse con el. Durante la peligrosa travesía en globo, su perro se cayo y Dorita salto tras él, para salvarle.

En su caída la niña soñó con todos sus amigos, y oyó como el hada le decia: Si quieres olver , piensa: “en ningún sitio se esta como en casa”. Y asi lo hizo. Cuando despertó, oyó gritar a sus tios y salió corriendo. Todo había sido un sueño, un sueño que ella nunca olvidaría , ni tampoco sus amigos.

foto: reviewstl

79aae41a73a9c33584655f9f9d92e21d?s=96&d=mm&r=g
Silvia Martínezhttp://bebesyembarazos.com
Educadora social, fotógrafa y amante de la vida. Tengo bastante experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria, etc. Dentro de mis aficiones tengo que decir que me fascina dibujar, la música, el cine, leer y, claro está, escribir (tengo algunos cuentos y relatos cortos)... ¡entre muchas otras cosas!

Lo último...

Productos para el cuidado del bebé que te ayudarán en el día a día

Todas aquellas familias que tienen algún bebé en su vida, saben que cuidar de ellos requiere de una gran atención y dedicación. El objetivo...

Diferencias entre el primer embarazo y el segundo

Las diferencias con el primer embarazo ocurren en muchos planos. Será distinto en cuanto a cambios físicos y emocionales que se suman al estilo...

Nueva Fashion Collection JEWELS OF NATURE de Cybex

Cybex acaba de presentar su nueva fashion collection Jewels of Nature. Se trata de un homenaje a la belleza y a los secretos mejor...

Sobrepeso durante el embarazo y sus posibles riesgos

El sobrepeso durante el embarazo puede producir efectos negativos, por lo tanto, afrontar esos meses en el mejor estado de salud puede reducir las...

Juguetes sexuales en el embarazo: ¿son peligrosos?

Algunos juguetes sexuales que están fabricados con aditivos químicos que pueden provocar malformaciones en los bebés varones y resultar peligrosos.
También te puede interesar:
Soluciones a los ataques de hipo
Según diversos estudios científicos el...
Articulo anteriorCuento de: El Mago de Oz
Artículo siguienteCrema de patatas al horno