Si buscas el cuento del Gato con Botas, lo has encontrado! Aquí te dejo esta estupenda historia, llena de aventuras. Puedes compartirla con tu hijo, seguro que le encantará. Muchas veces digo que puedes hacerlo por la noche, si son más pequeños.. de esta forma se dormirán antes.

pero además estarás haciendo que se interese por los libros y la lectura! Pero también será una especie de horario imaginario donde el niño comienza a saber que ésa es su hora de dormir. También puedes hacer esto con un poco de música suave o cantando a tu hijo, hay muchas formas de establecer horarios.

El Gato con Botas

botas

Erase una vez un viejo molinero que tenía tres hijos. Acercándose la hora de su muerte hizo llamar a sus tres hijos. “Mirad, quiero repartiros lo poco que tengo antes de morirme”. Al mayor le dejó el molino, al mediano le dejó el burro y al más pequeñito le dejó lo último que le quedaba, el gato. Dicho esto, el padre murió.

Mientras los dos hermanos mayores se dedicaron a explotar su herencia, el más pequeño cogió unas de las botas que tenía su padre, se las puso al gato y ambos se fueron a recorrer el mundo. En el camino se sentaron a descansar bajo la sombra de un árbol. Mientras el amo dormía, el gato le quitó una de las bolsas que tenía el amo, la llenó de hierba y dejó la bolsa abierta.

En ese momento se acercó un conejo impresionado por el color verde de esa hierba y se metió dentro de la bolsa. El gato tiró de la cuerda que le rodeaba y el conejo quedó atrapado en la bolsa. Se hecho la bolsa a cuestas y se dirigió hacia palacio para entregársela al rey.

Vengo de parte de mi amo, el marqués Carrabás, que le manda este obsequio. El rey muy agradecido aceptó la ofrenda. Pasaron los días y el gato seguía mandándole regalos al rey de parte de su amo. Un día, el rey decidió hacer una fiesta en palacio y el gato con botas se enteró de ella y pronto se le ocurrió una idea. “¡Amo, Amo! Sé cómo podemos mejorar nuestras vidas. CONTINUARÁ

foto: withsummerlove

Dejar una respuesta