ropa1

La piel es el órgano más importante del cuerpo humano. El más grande y, por tanto, el más expuesto a los factores externos, ya sean climáticos, de vestimenta, agua, sol, en el caso de los bebés, su cuidado es todavía más importante. En los primeros meses de vida, su piel es delicadísima, se irrita con facilidad por no hablar de problemas como la dermatitis atópica o eccemas cuyo número de casos no deja de aumentar.

1. Mima la ropa que esté en contacto con su piel, incluída la de cama. Debe ser de fibras naturales como el algodón. Hay que evitar las prendas de lana o fibras sintéticas, ya que son más ásperas y provocan picor.

2. Elimina los restos de detergente. La ropa puede lavarse a máquina pero siempre que quede bien aclarada con un centrifugado extra. Evita los suavizantes.

3. Cámbiales el pañal a menudo. Es necesario hacerlo en cuanto esté húmedo.

4. El calzado debe ser de cuero o tela y tiene que estar bien aireado. Los calcetines deben ser de algodón y nunca de nylon o lycra.

1 comentario

Dejar una respuesta