bebe

Un bebé prematuro es aquel que nace antes del tiempo estipulado por el médico, en concreto, antes de las 37 semanas de embarazo. Debido a su nacimiento anticipado, los prematuros pesan mucho menos que los bebés que cumplieron su gestación hasta el plazo normal. Estos bebés necesitan atención médica especial en una unidad de cuidados intensivos neonatal hasta que sus órganos puedan funcionar sin ayuda, por sí solos. Actualmente, el número de bebés prematuros representa aproximadamente un 10% de los nacimientos.

Hasta hace dos décadas, la supervivencia de los grandes prematuros era muy frágil. Sin embargo, ahora es más normal que un bebé nazca antes de tiempo y la medicina ha avanzado mucho, por lo que suelen recuperarse sin problemas. Desde entonces se han hecho inmensos progresos en los cuidados de los bebés prematuros. Vamos a darte algunos consejos para que puedas cuidar a tu bebé, en casa, a la perfección.

Cuidados diarios de los bebés prematuros

  • La temperatura normal de un bebé debe estar comprendida entre 20-24 grados. 
  • Hay que evitar posibles infecciones de familiares y amigos que acuden a visitarlo. Lo mejor es que vayan cuando esté recuperado.
  • Cuando nos aseguremos de que el niño está bien y de que crece regularmente, se le puede llevar de paseo, pero siempre con la previa autorización del médico.
  • Hay que tomar las oportunas precauciones si un familiar está resfriado o tiene gripe. Ya sabéis que es bebé que necesita cuidados especiales ya que está más expuesto que otro a tener infecciones.
  • No fumar en casa.
  • Es necesario poner al niño las vacunas, siguiendo el calendario normal de vacunación.
  • Los prematuros necesitan un adecuado aporte nutricional. La leche materna es siempre preferible.

Dejar una respuesta