dermatitis_atopica

  • La dermatitis atópica o eccema que hace que la piel se seque y escueza, afecta en España a tres de cada diez niños y su incidencia ha ido en aumento en las últimas décadas, aunque en el 75% de los casos desaparece antes de la pubertad.
  • En los bebés, el eccema normalmente empieza en las mejillas, luego se extiende a muñecas, tobillos, pliegues de la piel como las áreas de detrás de las rodillas y en el interior de los codos”, según la Sociedad Nacional para el estudios de la Dermatitis Atópica del Reino Unido, pero puede aparecer en cualquier zona.
  • Las causas no son claras, pero parece que existe una predisposición genética que puede desencadenar la enfermedad cuando se dan ciertos factores. Los principales desencadenantes son los: los jabones que resecan la piel, y los ácaros. En ocasiones también ciertos alimentos, cómo lácteos, huevos o pescado, pueden causar brotes en niños menores de tres años.
  • Se han de aplicar emolientes (hidratantes especiales) a la piel y usarlos para el lavado.
  • A los padres les preocupa utilizar cremas con corticoides, pero usándolas de manera adecuada son seguras, siempre con prescripción médica.
  • Conviene minimizar la posibilidad de que se rasquen poniéndoles manoplas y cortándoles bien las uñas.
  • La gente, a menudo, intenta usar remedios alternativos, pero el Instituto Nacional para la Excelencia Clínica del la Salud del Reino Unido, no recomienda su uso en niños, ya que pueden interaccionar de forma peligrosa con los tratamientos que prescriben habitualmente pediatras y dermatólogos.

Dejar una respuesta