-

Deformidades craneales en los bebés (II)

Segunda parte. Continuamos dándote información sobre las deformidades craneales en los pequeños. Con un tratamiento sencillo, sin necesidad de intervención quirúrgica, puede corregirse una deformidad craneal si se empieza cundo el bebé todavía tiene el cráneo maleable.

Antes de recurrir a la ortopedia hay que agotar todas las posibilidades de mejoría con tratamientos conservadores, pero si los resultados no son positivos la ortopedia puede ser la gran solución. Se trata de confeccionar una pieza a medida cuanto antes, entre los tres y los doce meses. Y entre el año y los dos años se empiezan a observar mejorías importantes en el tratamiento. A partir de los dos años se desaconseja el método por poco efectivo, porque el cráneo se ha hecho rígido, grueso y no moldeable.

El éxito del tratamiento ortopédico craneal radica en aprovechar el máximo crecimiento del volumen cerebral de un lado y la máxima maleabilidad de los huesos craneales del otro. Las bandas ortopédicas, que se usan durante 23 horas al día, son cómodas y ligeras, el periodo de adaptación requiere de apenas unos pocos minutos y no crean ningún problema de crecimiento sobre el cerebro. Por otra parte, la supervisión de la evolución se hace primero semanalmente por debajo de los siete meses de edad, y quincenalmente por encima, con el fin de ir ajustando paulatinamente la banda al crecimiento del niño.

Cómo debe dormir el pequeño: Se aconseja la postura decúbito supino, pero alternando el descanso sobre los dos lados de la cabeza. Ante cualquier desviación de la normalidad debemos investigar cómo duerme el pequeño y evitar la presión sobre dicha zona. Sigue siempre las instrucciones de tu médico.

También te puede interesar:
Ideas y consejos sobre los biberones
También te puede interesar:
Hábitos saludables en los niños (VI)

Cuál puede ser el orígen del problema: Las causas pueden ser ante-natales (embarazo múltiple, defecto o exceso de líquido amniótico, tumoraciones uterinas, trabajo de parto prolongado…) o post-natales (concomitancia con una tortículis muscular congénita, posición de descanso siempre en el mismo lado, uso prolongado de asientos duros, etc.)

Silvia Martínezhttp://bebesyembarazos.com
Educadora social, fotógrafa y amante de la vida. Tengo bastante experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria, etc. Dentro de mis aficiones tengo que decir que me fascina dibujar, la música, el cine, leer y, claro está, escribir (tengo algunos cuentos y relatos cortos)... ¡entre muchas otras cosas!

Lo último...

Snacks para niños: opciones saludables y nutritivas

Preparar snacks saludables ricos en fibras, vitaminas y antioxidantes es una muy buena idea para incrementar el consumo de frutas y verduras en los...

¿Cómo ayudar a tu hijo a ser independiente?

Para criar a un niño independiente y seguro de sí mismo es muy importante saber en qué momento intervenir, y en que otros dejar...

Genitales: la importancia de llamarlos por su nombre

La importancia de que los niños digan por su nombre a los genitales es para que los acepten como tal, de otra manera el...

¿Cómo elegir la talla adecuada para la ropa de bebé?

La llegada del nuevo bebé es un momento mágico y esperado, no solo por los padres, sino por todos los seres cercanos al pequeño....

¿En qué consiste el baby led-weaning? y ¿cómo llevarlo a cabo?

Si aún no has escuchado hablar sobre el baby led-weaning en el post de hoy os contamos un poco más a cerca de este...