Dejar llorar al bebé: ¿es bueno o malo?

Dejar llorar al bebé sin atenderlo de inmediato tiene algunos beneficios para su desarrollo emocional.

Escuchar llorar a un bebé es una de las cosas que más preocupa a los padres especialmente si son primerizos. Los expertos explican que no hay evidencia científica y que no existe una regla o patrón para saber cuánto rato debemos dejar llorar a un niño pequeño. Pero si marcan algunas pautas básicas a seguir en el cual es sentido común es fundamental.

Algunos investigadores han descubierto que dejar llorar a los bebés por un tiempo no tiene impactos en su desarrollo conductual o en su apego a su madre, pero puede ayudarlos a desarrollar el autocontrol.

Otros, sin embargo, argumentan que levantar a un bebé refuerza su llanto y que los padres deberían dejar llorar al niño.

Recomendaciones de los expertos sobre dejar de llorar al bebé o atenderlo

Dejar llorar al bebé un rato puede ayudar a que el niño aprenda a controlar sus emociones.

Los investigadores notaron que los niños pequeños lloraban unas cuantas veces mientras que los recién nacidos lo hacían por periodos más cortos. No vieron impacto negativo ni que pudiera causar algún daño en el nivel de apego entre la madre e hijo en el desarrollo del niño a los 18 meses.

Los expertos no recomiendan dejar llorar al bebé, ni responder de inmediato. Los padres deben responder al bebé de manera intuitiva y se logran adaptar con el tiempo.

Tengamos en cuenta que el llorar es la única forma de comunicación de un bebé con sus padres sobre alimentación, seguridad, sin embargo, dejar llorar al bebé durante unos minutos puede ser útil, sobre todo si no es la hora de comer, porque pueden aprender a calmarse a sí mismos.

Los pro de dejarlo llorar

  • Dejarlo llorar le enseñará a comenzar a confiar en sí mismo y tener el control de sus emociones.
  • Llorar es agotador y usar el método de dejarlo llorar un rato puede ayudar a que tu pequeño se duerma más rápido por la noche.
  • Tu bebé comenzará a notar que no importa cuánto llore, nunca vuelves a consolarlo.
  • Con el tiempo aprende a calmarse a sí mismo.
  • Al aprender a calmarse solo está entrenando su cerebro para estresarse menos a largo plazo.

Los contra de dejarlo llorar

3752784781 a13c59f574 z
  • También se dice que dejarlos llorar puede afectar negativamente el vínculo entre la madre y el bebé. Dado que los primeros años de vida es cuando muestra más amor y cuidado, el bebé ya no verá a la madre como su protectora mientras llora.
  • Pueden llegar a sentir abandono y quedarles como un trauma. Llorar por periodos prolongados puede causar un aumento en la presión sanguínea de su cerebro, el nivel de oxígeno es reducido y las reservas de energía se agotan.
  • No responder rápidamente y dejarlo llorar puede conducir en trastornos de estrés y de pánico postraumático cuando alcanzan la edad adulta.
  • También dejarlo llorar puede generar mucho ruido, despertar a otros miembros de la familia o vecinos y puede aumentar los niveles de estrés.

Aplica el sistema dejarlo llorar- atenderlo

Al agotarse por llorar se dormirá más rápido.

Se llama llanto controlado y es una forma de entrenamiento de sueño diseñada para ayudar al bebé a calmarse y dormir solo. Se puede aplicar luego que el bebé tiene la edad suficiente es decir después de los seis meses, mientras están seguros y protegidos.

Algunos padres deciden explorar diferentes técnicas para dormir lo cual es una elección personal y dependerá de diferentes razones y circunstancias.

Funcionamiento del sistema llanto controlado

Primero tienes que asegurarte de que el bebé tenga el pañal limpio, que no tenga hambre, sed o malestar, y luego sigue los siguientes pasos:

  • PASO 1: Acuéstalo en su cuna, asegúrate que tenga sueño pero que aún esté despierto.
  • PASO 2: Dile buenas noches y sal de la habitación.
  • PASO 3: Si el bebé llora, déjalo por dos minutos antes de volver a consolarlo. Vuelve a acomodarlo, diga buenas noches y sal de la habitación.
  • PASO 4: Esta vez, espera cinco minutos, antes de repetir el proceso nuevamente, agregando un par de minutos cada vez.

Hay diferentes puntos de vista sobre cuánto consolar a tu bebé cada vez que vsuelve a verlo. Estos van desde simplemente hablar y tranquilizar hasta el contacto físico como acariciarlo.

Este método se puede poner en marcha desde los seis meses de vida del bebé, y comienza a hacer efecto a partir de los cuatro o cinco días.

Es una técnica que se puede intentar llevar a cabo durante ese tiempo y extenderla durante dos semanas. Si no ha surtido efecto en ese tiempo, quizá sea mejor emplear otra estrategia.

Importante

La decisión de probar estrategias es muy personal, según la crianza y los conceptos de cada padre. Dejar llorar a tu bebé es una de las cosas más difíciles que tienes que hacer como padre, pero hay algunos beneficios para su parte emocional. Igualmente son los padres los que siempre deciden el sistema que consideren más adecuado para el aprendizaje de sus hijos.

Recuerda que existe mucho apoyo e información para ayudarte a descubrir que funciona mejor para tu bebé y para tu familia, no dudes en consultar si no logras mejorar la situación.

Fotos: Pixabay, Flickr.


Fotos: Pixabay, Flickr.

Ir arriba