-

Desayuno del bebé a partir de 1 año: ideas fáciles y nutritivas

El desayuno es la primera comida del día, por lo tanto, debemos prestarle mucha atención porque el cuerpo necesita alimentos e hidratación para recuperar la energía para afrontar el día luego de una larga noche de descanso.

Es fundamental cultivar el hábito del desayuno con el bebé. Crear una rutina, sentarse a desayunar, dedicarle el tiempo necesario y la importancia adecuada a los alimentos que ingerimos. Será un hábito fundamental en la vida del bebé que aprenderá a mantenerlo cuando sea adulto.

Debemos aprender a elegir los alimentos correctamente ya que los productos que se categorizan como alimentación infantil, muchas veces contienen altos niveles de azúcar, además de ser opciones muy procesadas.

¿Por qué es tan importante un desayuno saludable para los niños pequeños?

Fuente: https://www.serpadres.es/
Fuente: https://www.serpadres.es/

Brindarle un desayuno saludable está relacionado con tasas más bajas de obesidad, mejores estados de ánimo y períodos de atención más prolongados, lo que significa un mejor rendimiento escolar más adelante.

Además, hacer que el niño pequeño adopte una rutina de desayuno ahora, beneficia el camino para hábitos alimenticios saludables a medida que crece.

Algo que puede reducir su riesgo de padecer enfermedades importantes como diabetes, enfermedades cardíacas y cáncer en el futuro.

Ideas de desayuno fácil de preparar y nutritivo

Un buen desayuno tiene que contener: proteínas, fibras, calcio, un poco de grasa saludable y algo de azúcar. Tengamos en cuenta que no existe una fórmula mágica, ni un desayuno ideal, pero hay que tener en cuenta integrar esos componentes.

Desayuno base

  • ½ taza de cereal de desayuno fortificado con hierro o 1 huevo cocido
  • ½ taza de leche entera o al 2%
  • ½ banana, en rodajas
  • 2 a 3 fresas grandes en rodajas
También te puede interesar:
Introducir la fruta en la dieta del bebé

El desayuno no tiene por qué ser aburrido, puedes tener un artículo base como tostadas, waffles o avena, y prepararlos de diferentes maneras para evitar el niño se aburra.

También te puede interesar:
Cómo hacer reír a tu bebé

Fuente: https://www.youtube.com
Fuente: https://www.youtube.com

Integra diferentes componentes: fruta (plátano, naranjas, bayas, melón, etc.), aguacate, yogur, vegetales dulces como calabaza, puré de manzana, huevos.

Córtalos o preséntalos de diferentes maneras: córtalos en cuartos, en tiras, del tamaño de un bocado, use cortadores de galletas, sírvelos al costado, encima o como salsa.

Utiliza tu creatividad: mezcla rodajas de plátano con un mini yogur, deja que el niño pequeño vierta la leche en su cereal, haga molinetes de pan en lugar de tostadas, ¡y la lista sigue y sigue para que resulte variado!

Recuerda que darle sabor al desayuno y hacerlo divertido no tiene que llevar mucho tiempo. Mucha de su comida no se requiere cocinar o se cocina en el microondas o tostadora.

Otras ideas de desayuno

La avena es un cereal ideal y muy nutritivo para complementar cualquier desayuno en personas de todas las edades.
La avena es un cereal ideal y muy nutritivo para complementar cualquier desayuno en personas de todas las edades.

Avena con frambuesas: La avena es un desayuno básico y muy nutritivo. Puedes utilizar avena simple, mantequilla de maní, miel y frambuesas.

Parfait de yogur: utilizamos yogur sin lácteos, pero también se puede utilizar leche entera o yogur griego. Cubierto con cereal rallado y duraznos. Es muy saludable y fácil de preparar.

Avena con canela y peras: para este desayuno utiliza avena simple, peras enlatadas en cubitos, canela, jarabe de arce y algunas semillas de lino molidas para obtener proteínas adicionales. Manzanas ralladas, plátanos en rodajas o duraznos en cubitos son otras frutas que puedes agregar.

Fáciles y nutritivas

Fuente: https://www.clinicainternacional.com.
Fuente: https://www.clinicainternacional.com.

  • Un trozo de pan al que le podemos añadir un trozo de queso suave, con un plátano.
  • Un yogur con trocitos de fresas picadas y un trozo de bizcocho casero.
  • Galletas de avena caseras, un zumo o batido de frutas y un yogur.
  • Una taza de leche, un trozo de pan untado con aceite de oliva y aguacate.
También te puede interesar:
Receta para niños: Galletitas de calabaza

Importante

Ahora es tu oportunidad de mantenerte bajos los niveles de azúcar en su alimentación ya que estás preparando su desayuno.

Aunque no es la idea que los padres se vuelvan demasiado paranoicos por el exceso de azúcar, porque eso tampoco es bueno, pero ahora es un momento ideal para moldear el paladar de tu hijo.

También te puede interesar:
La bolsa city para pasear con el bebé

Muchos alimentos aparentemente «saludables» se les agrega azúcares, al igual que el yogur y la avena instantánea. Revisa la etiqueta a los productos que estás comprando y encuentra el recuento de azúcar más bajo cuando puedas.

De esa manera el niño va a adquirir hábitos saludables en su alimentación y se va a acostumbrar a comer con bajos niveles de azúcar. Algo que será muy beneficioso para mantener buena salud a lo largo de su vida.

Fotos: Pixabay.

Lo último...