papas-y-bebe-dormido

En tan sólo un año tu hijo se convertirá de un recién nacido que te necesita para todo, a ser cada día un poquito más independiente. Te contamos como crece tu bebé mes a mes.

TERCER MES:

Tu pequeño crece y se hace más fuerte día tras día. Si le pones boca abajo (siempre que esté despierto, nunca para dormir) ya podrá levantar la cabeza proporcionándole una visión mejor del mundo que le rodea. Disfrutará viendo cómo se mueven los objetos, y seguirá con la vista un juguete si se lo mueves por delante de la cara. A todos los bebés les gusta mirar las caras, y ahora podrá reconocer las que le resultan más familiares, así que probablemente te reciba con una sonrisa cuando entres en la habitación.

CUARTO MES:

Tu divertido amiguiro está desarrollando su sentido del humor y empezará a preciar tus esfuerzos para hacerle reír emitiendo gorjeos o incluso una risa en toda regla. Las pedorretas, los juegos le encantarán. Quizás descubras que su reciente curiosidad le mantiene entretenido durante unos minutos, jugando con sus manos y con sus pies, pero ten cuidado: también empezará a rodar y a dar vueltas sobre sí mismo, así que ten cuidado cuando esté tumbado en el sofá, en tu cama o en su cambiador.

Dejar una respuesta