En cuanto a la alimentación del bebé, cuando llega la hora de sustituir el pecho por fórmulas preparadas es importante tener en cuenta algunos aspectos. En Embarazada nos explican algunos de ellos como:

  • Para calentar el alimento hay que introducirlo verticalmente en agua templada y comprobar su temperatura echando unas gotas en nuestro brazo.
  • La posición del bebé debe de ser recostado sobre tu brazo con la cabeza algo más elevada que el resto del cuerpo. Así se facilitará la ingestión del alimento.
  • Es importante que la mamá también se encuentre cómoda y tranquila, por lo que debe buscar un lugar que cumpla estos requisitos.
  • Si preparas varios biberones para guardarlos en la nevera, nunca debes usarlos si han sobrepasado las 24 horas.
  • Cuando empiece a comer del biberón, inclina la tetina. De esta forma se evitará que el bebé ingiera aire al llenarse la tetina de alimento.
  • Si el bebé se queda dormido mientras come posiblemente sea porque tiene gases. En este caso despiértalo y ayúdale a eructar.

Dejar una respuesta