Cuando se circula al volante de un coche, toda precaución es poca para salvaguardar la integridad de los que viajan en el coche. Esto mismo se puede ver en un estudio realizado por el comparador Acierto donde se muestra como las madres son más cautas que ellos durante la conducción. Hasta tal punto puede llegar esta situación, que hay niños que las llegan a catalogar como «lentas».

Según este informe, las madres conducen más despacio y se suelen enfadar menos que los padres, es decir, pierden menos los papeles. Además y de cara a sus hijos, el 30% piensa que su padre conduce de forma «sobrada».

Llegados a este punto cabe comentar que más de la mitad de los españoles admiten conducir de forma más responsable cuando llevan a menores en el coche -no solo estamos contemplando a los padres-. El dato curioso es que, mientras que 6 de cada 10 padres admiten cambiar su comportamiento para lograrlo, la cifra se reduce a la mitad en el caso de las madres.

¿Y qué es lo que hacen? Prestar más atención a la carretera -el 60%-, evitar los adelantamientos a no ser que sean necesarios -54%-, reducir la velocidad -52%-, y cumplir al dedillo con reglas que desgraciadamente incumplen de vez en cuando como usar dispositivos electrónicos o saltarse semáforos en ámbar o rojo. Con los peligros que eso implica.

Si hablamos de comportamientos de riesgo, no podemos olvidar mencionar la sillita. El 52% de los padres montan a los pequeños con el abrigo puesto, una práctica que hace que aumente hasta en un 80% las posibilidades de que el niño salga despedido.

También te puede interesar:
Comer bien para cuidar a tu bebe

Si que es importante resaltar, que aunque las madres son más prudentes, no quiere decir que tengan menos percances. De hecho, tienen menos accidentes de tráfico pero más distracciones, rozaduras en el párking y similares.

También existen diferencias en función de la comunidad autónoma: las mamás de Ceuta y Melilla, por ejemplo, son las que mejor conducen, seguidas de las de Huesca y Teruel. En el lado opuesto encontramos La Coruña, Gijón y Santander.

Conducir bien sale barato

Conducir bien no solo tiene ventajas desde el punto de vista de la seguridad física, sino que puede repercutir muy positivamente sobre el precio de nuestro seguro de coche -algo que ignoran casi 9 de cada 10 conductores-. El perfil de madre con hijos pequeños a su cargo es uno de los mejor considerados por las aseguradoras por todo lo comentado -que acaba traduciéndose en un coste para la compañía-.

Eso sí y con el objetivo de adaptar la póliza a los hábitos de conducción de cada cliente -cada conductor es un mundo, independientemente de su sexo-, existe una modalidad conocida como Pay As You Drive (PAYD), un método muy arraigado en los Estados Unidos que recientemente ha aterrizado en nuestro territorio. Consiste, tal y como su nombre indica, en pagar por el seguro en función de cómo actuamos al volante.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here