Si padeces diabetes gestacional, debes cuidarte. Se conoce que un tanto por ciento bajo de mujeres embarazadas, desarrollan esta enfermedad. Habitualmente se suele producir por que a tu cuerpo le hace falta insulina. Esta hormona la segrega el páncreas, pero a veces deja de funcionar provocando que tu nivel de azúcar aumente de un modo anormal.  

La diabetes gestacional puede aumentar o precipitarse, por diferentes factores de riesgo. Una causa es que tengas antecedentes familiares. A veces también influye que puedas tener sobrepeso o tener demasiado líquido amniótico. Incluso si alguna vez has sufrido un aborto espontáneo, puede convertirse en un riesgo para que tengas la diabetes estacional.

embarazada
Fuente: inorganica

Si no te cuidas esta diabetes, puedes tener complicaciones en el embarazo. La mejor idea es que la controles con ayuda del médico. Ten en cuenta que siempre que haya una diabetes, el embarazo es de riesgo. Si no la controlas tu bebé puede sufrir complicaciones. Algunas de ellas pueden ser sobrepeso del bebé, hipoglucemia o trastorno del desarrollo de algunos órganos… entre otras cosas.

Para cuidarte, además de acudir a tu médico, has de seguir las recomendaciones que te da. Hay veces que basta con hacer una modificación en tu dieta. Además puede mandarte que hagas ejercicio, así que ¡a mover el trasero! Pero si la enfermedad es de un grado más complicado, necesitarás inyectarte insulina de forma diaria para controlarla.

Por último te comento que si ya eres madre y pasaste por una diabetes, es probable que al volver a quedarte embarazada vuelvas a tener diabetes gestacional. Pero es posible detectarla durante el primer trimestre de embarazo. Así que tranquila, solo has de hacer lo que tu médico te indique y verás que todo va bien. Ten en cuenta todo lo que he comentado y ¡cuídate!

¿Alguna vez has tenido esta enfermedad? ¿Cómo la has controlado?

Dejar una respuesta