embarazo

Una dieta de los años cincuenta, abandonada en los setenta por las dudas sobre su eficacia, está recobrando protagonismo gracias a proveedores de Internet. La hormona HCG indicada exclusivamente para tratamientos de fertilidad, se presenta como una nueva solución para las personas que desean adelgazar. Muchas mujeres, después de dar a luz, quieren recuperar su figura cuanto antes. Las dietas milagro son muy peligrosas ya que tienen riesgo para la salud. Hoy hablamos de la dieta de la hormona del embarazo. Adelgazar utilizando una hormona que nuestro cuerpo libera en período de embarazo junto a una dieta muy estricta, como es la dieta HCG, puede ser peligroso.

La dieta HCG entonces consiste en combinar una inyección de hormona HCG con una dieta de no más de 500 Kcal diarias. Esta dieta, propone perder hasta 3 kilos por semana. Además de perder peso, también se pierde grasa de zonas como los muslos, caderas y vientre. Esta hormona es natural e inocua para nuestro cuerpo durante embarazo. Sin embargo, fuera del embarazo puede ser perjudicial. La suma de esta hormona que promueve la liberación de grasas con una dieta muy restrictiva y muy baja en calorías, puede impactar en nuestro metabolismo que deberá reducirse para protegernos.

El mal uso de esta dieta aumenta el peligro de formación de trombos y depresión. Esta inyección se usa para tratamientos, ayuda a la formación de la placenta y a la generación de óvulos en la mujer. Sin embargo, no es recomendable para adelgazar. Si queréis perder peso lo mejor es hacerlo de forma natural y despacio, sin prisa.

Dejar una respuesta