bebe

Durante el periodo de lactancia los requerimientos nutricionales de la madre aumentan, por lo que debe tomar una dieta que le aporte los nutrientes indispensables para la buena salud tanto de ella como del bebé. Desde el punto de vista nutricional el periodo de lactancia es aún más exigente que las necesidades durante el embarazo, debido al esfuerzo metabólico que supone la producción diaria de leche materna

La mujer que lacta requiere por lo general de un 22% más de energía que la que no lo hace, aunque las necesidades pueden variar según el metabolismo, la actividad física y las reservas hísticas de cada mujer. Una dieta adecuada durante la lactancia proporcionará al bebé los nutrientes necesarios para su desarrollo y evitará que la salud de la madre se vea afectada a corto o largo plazo.

Es imprescindible que la mujer haga 5 comidas al día, repartidas entre desayuno, media mañana, comida, merienda y cena. A continuación, proponemos un menú saludable para 2 días:

DÍA 1.

• Desayuno: 1 vaso de café con leche, 1 rebanada de pan con aceite de oliva y 1 vaso de zumo de naranja natural o bien una fruta.
• Media mañana: 1 pulga de pan de jamón serrano y queso fresco.
• Comida: Lentejas guisadas con zanahoria, pollo asado y fresas.
• Merienda: Queso fresco con miel.
• Cena: Puré de verduras, merluza al horno con patatas asadas y 1 pera.

DÍA 2

• Desayuno: 1 vaso de leche con cereales de desayuno y 2 piezas de fruta.
• Media mañana: 1 yogur natural con miel.
• Comida: Arroz a la cubana (arroz, huevo y tomate), ensalada mixta (lechuga, tomate y espárragos, maíz dulce) y 1 yogur natural de postre.
• Merienda: Un vaso de leche con galletas y una manzana.
• Cena: Calabacines rebozados, salmón a la plancha y una rebanada de sandía de postre.

Dejar una respuesta